30 de junio de 2020
30.06.2020
La Nueva España

La EBAU "interminable" inicia los exámenes en Asturias con muchos moños y sin padres a las puertas

Polideportivos y grandes recintos acogen la cita más masiva en 10 años para las pruebas de acceso a la Universidad, con un 20% más de alumnos por el alto número de aprobados | Un artículo de la escritora Elvira Lindo sobre la ludopatía, materia de examen

30.06.2020 | 17:24
La EBAU "interminable" inicia los exámenes en Asturias con muchos moños y sin padres a las puertas
La EBAU "interminable" inicia los exámenes en Asturias con muchos moños y sin padres a las puertas

La definió bien un alumno ovetense, Ignacio Fernández Posada: "Esta EBAU ha sido como la espera interminable". Parecía que no iba a llegar nunca, pero sí que llegó. Antes de las dos de la tarde ya estaban en las inmediaciones de catorce sedes, en nueve ciudades asturianas diferentes, los casi 5.000 estudiantes convocados a la prueba en la región, la segunda que saca adelante estos exámenes, tras Navarra.

Novedades a raudales: dos ciudades nuevas donde examinarse -Siero y Langreo, que se sumaban a Oviedo, Gijón, Avilés, Mieres, Cangas del Narcea, Ribadesella y Tapia de Casariego-; polideportivos y grandes espacios como el Centro de Arte de la Laboral convertidos en aulas; hidrogeles contra la pandemia; moños y coletas para evitar el pelo suelto; mascarillas obligatorias hasta el momento de empezar la prueba; padres que no podía arremolinarse en las puertas de los centros a la espera de noticias...

Y, sobre todo, mucha voluntad de que no hubiera contratiempos en la convocatoria de exámenes de acceso a la universidad más masiva de la última década. En total 4.975 alumnos citados, lo que supone un 20% más que en la última edición y todo gracias al incremento de aprobados en el Bachillerato más atípico que se pudo tener. Y esa alta cifra de aprobados, y el hecho de que la prueba se haya adaptado ligeramente para que el peso de la materia que no se llegó a dar presencialmente en los centros no condicione el resultado, ha hecho que algunos alumnos llegaran a la EBAU cargados de suspicacias.

"Sabemos que en algunos centros han levantado mucho la mano; no todos los institutos fueron igual de generosos a la hora de valorar el trabajo del último trimestre, así que a ver qué resulta de todo esto y si no nos vemos perjudicados unos alumnos respecto a otros", comentaba una estudiante gijonesa a las puertas de su centro de examen en el polideportivo de La Guía.

La EBAU en Asturias, que continuará mañana y pasado, comenzó con la prueba de Lengua Castellana y Literatura. Y a los alumnos les tocó analizar un texto periodístico de la escritora Elvira Lindo, publicado en "El País", sobre la ludopatía.

Dos alumnas, con el examen de Lengua. FOTOGRAFÍA: IRMA COLLÍN

"Hoy es lo más peliagudo", afirmaba sin complejos Javier Santos. Lucía Aroca reconocía que ha llegado a la EBAU "muy cansada, fue mucho tiempo pendiente de esto y estudiando" con muchas dudas. La misma sensación tenía Noelia Llera: "Por un lado hemos tenido más tiempo de preparación, pero por otro no ha sido un tiempo de trabajo normal. Ha sido difícil", declaraba.


La vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Oviedo, Elisa Miguélez, aseguró que el inicio de la EBAU está transcurriendo esta tarde con total normalidad y que su percepción es la de encontrarse ante alumnos que "como todos, con esta pandemia han aprendido a ser pacientes". Y paciencia aplicaron para llegar pronto a las sedes, para esperar a que se les llamara por el nombre, para que se les situara en su pupitre asignado, y para dejar pasar más de una hora hasta que pudieron empezar a escribir sus exámenes. Eso sí, sin prestarse los bolígrafos ni los lápices y poniéndose la mascarilla si tenían que llamar para alguna consulta a algún profesor o volunario. Normas de la EBAU del 2020, el año en el que el Covid lo trastocó todo. Hasta un examen que lleva casi un mes de retraso: "Esta espera parecía interminable", como decía al entrar en su aula Ignacio Fernández Posada.

Para aquel alumno o alumna que no haya acudido hoy a su examen porque tuviera síntomas o sospechas de un contagio por coronavirus, siempre que su declaración sea responsable y acompañada por instrucción médica podrá volver a presentarse en la convocatoria extraordinaria de final de mes, aunque le contará como si fuera ordinaria. Pero será raro, porque Asturias lleva 15 días libre de coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído