30 de junio de 2020
30.06.2020
La Nueva España

La mierense acusada de llevarse 178.000 euros de su hijo se libra de la cárcel: discapacitada e insolvente

El ministerio público acepta que del dinero también se beneficiaron otros familiares, aparte de la madre

30.06.2020 | 11:31
La acusada, con mascarilla roja, sale de la Audiencia.

La mierense acusada de gastarse un total de 178.000 euros de la indemnización por accidente de su hijo ha aceptado esta mañana una condena de dos años de prisión. El fiscal Joaquín de la Riva aceptó reducir su petición inicial de tres años al contemplar la atenuante de discapacidad leve. El fiscal también informó favorablemente a la suspensión de la condena, siempre que se la declare insolvente. En caso contrario, solo se libraría de entrar si paga las responsabilidades civiles.

La mujer, María del Carmen G. G., defendida por el letrado José Manuel Fernández González, aceptó la pena solicitada por el ministerio público y la sección tercera de la Audiencia Provincial declaró firme la condena. La mujer deberá pagar además una multa de 360 euros.

El ministerio público modificó su escrito para admitir uno de los argumentos de la defensa: que del dinero de la indemnización se habían aprovechado otros familiares aparte de la madre del perceptor. Efectivamente, hubo de todo, según la persona que denunció los hechos, expareja de la acusada. Al parecer, alguien se compró una caravana y otros recibieron diversas cantidades. Unos 26.500 euros fueron para arreglar la casa por los destrozos causados por un tercero. Al final, la acusada tuvo que pedir un préstamo personal al haberse quedado sin dinero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído