30 de junio de 2020
30.06.2020
La Nueva España

Salud desmonta el hospital provisional de la Feria de Muestras dado que no hay contagios

El Sespa recurrirá a la Fundación de Avilés, Cruz Roja de Gijón, Monte Naranco y el centro de Langreo si aumentan la epidemia

30.06.2020 | 14:34
Una de las camas instaladas en la Feria

Fue la imagen que simbolizó la debacle que se podía avecinar si la pandemia del coronavirus llegaba a su esplendor y, a la vez, la mayor expresión de previsión de la que hicieron alarde las autoridades asturianas. El hospital provisional de la Feria de Muestras, un equipamiento de primera montado en un tiempo récord y sin escatimar necesidades, va a desmontarse sin haber entrado nunca en servicio. Así lo ha informado hoy el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) asegurando que el desmontaje del hospital del recinto ferial Luis Adaro de Gijón se iniciará ya esta semana. La razón no puede ser más halagüeña: la decisión se toma "ante la actual situación epidemiológica de Asturias, que no ha registrado ningún contagio de la COVID-19 en los últimos 18 días", tal como exponen desde el Sespa.

La gerente del Sespa, Concepción Saavedra, ha explicado que el cierre del hospital provisional se ha decidido dado que "en el escenario epidemiológico actual, donde llevamos más de dos semanas con cero casos diagnosticados y no hay ningún centro residencial activo", no tiene mucha razón de ser el seguir ocupando un espacio que la Cámara de Comercio necesita para otros usos. El hospital H144, como se conoce, "fue habilitado en un tiempo récord en el pico de la pandemia y se planteó como un recurso temporal".

Estas instalaciones se levantaron a finales de marzo para atender a pacientes dependientes positivos, con sintomatología leve y que no pudieran llevar a cabo su aislamiento domiciliario o en una residencia con garantías. Con su ubicación se aprovechaba el espacio diáfano del pabellón central del recinto ferial. En menos de una semana se habilitaron 144 camas, distribuidas en doce módulos de hospitalización, con doble circuito (limpio y sucio) para garantizar la seguridad para pacientes y profesionales.

El Sespa ha decidido desmontar el H144 tras elaborar un plan de contingencia ante un posible aumento de la incidencia del virus respecto a la registrada de marzo a mayo. La reordenación excepcional prevista en este plan, del que han informado hoy, permitirá aumentar en un 79% las plazas para casos positivos con sintomatología leve de personas independientes que no pueden realizar el aislamiento en sus domicilios. También crecerán un 25% los puestos para los pacientes dependientes, leves y graves, sin posibilidad de aislamiento en sus residencias habituales; un 41% los destinados para casos graves y un 45% las camas para críticos.

El plan también dispone de 345 plazas para personas dependientes sospechosas o confirmadas con síntomas leves y sin posibilidad de aislamiento domiciliario, así como para pacientes graves positivos que sean dependientes. Las plazas se distribuyen entre centros sociosanitarios susceptibles de medicalizar, la Fundación Hospital de Avilés, Cruz Roja Gijón, Hospital Monte Naranco y el Centro de Referencia Estatal para personas con Discapacidades Neurológicas de Langreo; en este último caso sería posible incrementar las 60 camas actuales.

Para los pacientes graves se dispone de 2.691 plazas en los hospitales públicos y de 197 camas de UCI en la red pública y concertada. Esta última cifra se puede hasta las 208 si se suman los recursos de los centros privados. Para los casos con sintomatología leve sin posibilidad de aislamiento domiciliario hay 102 habitaciones individuales en la Residencia de Estudiantes de Mieres, un recurso pensado para las próximas semanas ante la afluencia de turistas.

La red de Atención Primaria continuará con el seguimiento de casos leves y sospechosos en aislamiento domiciliario.

Con esta planificación, el Sespa considera que hay suficiente margen para absorber con seguridad los efectos de un posible repunte de la COVID-19 en Asturias.

Los últimos datos del coronavirus en Asturias

La buena inercia que lleva Asturias en lo que al control del coronavirus se refiere no se ha roto tampoco hoy. Los últimos datos oficiales ofrecidos por la Consejería de Salud siguen sin moverse ni en contagios, ni en fallecidos, ni en ingresos hospitalarios. Como en las últimas jornadas -desde el día 11 de junio-, el número de contagios está cifrado en 2.435 casos, de los cuales 1.117 requirieron hospitalización y 129 acabaron por ingresar en la UCI. De hecho en la Unidad de Cuidados Intensivos siguen ingresados cinco pacientes, igual que ayer, y otro más está en planta. Los casos de fallecidos con coronavirus en Asturias se matienen en 335. 

Respecto al balance del día anterior -los datos de hoy corresponden a los registros del lunes 28 de junio- sólo se registran crecimientos en el número de pacientes que ya son considerados altas sanitarias, es decir que han superado la enfermedad: hoy son ya 2.055 personas. También sigue aumentando el número total de muestras procesadas para determinación del covid-19. Ya se han hecho 214.677 pruebas (por PCR son 126.615 y por test de anticuerpos 88.287).

Asturias está de enhorabuena dado que ha sido la primera comunidad que pudo completar un ciclo completo libre de enfermedad: sin contagios desde hace 18 días (14 de la cuarentena y cuatro más que se van sumando). Aunque el Presidente regional, Adrián Barbón, mantiene una postura muy tajante respecto al riesgo que no se debe asumir en la región.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook