03 de julio de 2020
03.07.2020
La Nueva España

Investigadas 21 personas por incendios forestales en seis meses

La mitad de los fuegos fueron para regenerar pastos l Llanes, el concejo más afectado

03.07.2020 | 00:54
Investigadas 21 personas por incendios forestales en seis meses

La Comandancia de la Guardia Civil de Gijón culmina el primer semestre de este año 2020 con 21 personas investigadas por otros tantos incendios en su demarcación territorial. Ocho de los investigados, un tercio del total, son de Llanes.

Del conjunto de 21 incendios esclarecidos en este semestre, seis de ellos se produjeron en espacios protegidos: cuatro en la Zona de Especial Conservación de la Ría de Ribadesella-Ría de Tinamayor, otro en la Zona de Especial Conservación Ría de Villaviciosa y un sexto en la Zona de Protección arqueológica "Castillo de El Pico Alba", incluido en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias como bien arqueológico del concejo de Gijón.

Entre los municipios más afectados se cuenta Llanes, con un total de ocho fuegos solo en la primera mitad del año. Uno de ellos se registró en la Sierra del Cuera el pasado mes de marzo. Siguen Peñamellera Baja y Avilés, con dos incendios cada uno. Finalmente, se registró un incendio en Onís, otro Gijón, en Villaviciosa, uno más en Gozón, en Siero, San Martín del Rey Aurelio, Castrillón, Cabrales y Cabranes.

De las investigaciones, en colaboración con las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BRIPAS), se puede concluir que once de los fuegos fueron provocados con la intención de regenerar pastos, otros cinco se debieron a negligencias en quemas agrícolas y otros cinco pueden atribuirse a negligencias en hogueras, soldaduras y trabajos forestales, siendo la superficie afectada de 55 hectáreas. En el transcurso de las pesquisas, se ha procedido a la toma de manifestación en calidad de investigados a un total de 21 personas, como supuestos autores de los incendios, siendo los mismos residentes en los municipios de Llanes, Llanera, Onís, Peñamellera Baja, Siero, Piloña, Langreo, Avilés, Colunga y Gozón. Las penas a las que se enfrentan los causantes de incendios son cada vez más graves, incluso de hasta tres años y medio de prisión, como la que se impuso a un vecino de Quirós por prender fuego en el embalse de Grandas de Salime. Esa misma pena se pidió en febrero a un hombre que quemó los montes comunales de Purón en Llanes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook