"Fue un accidente Así de rotunda se expresó ayer en reiteradas ocasiones la abogada de uno de los dos jóvenes que fueron detenidos en Potes (Cantabria) tras la muerte de Javier Solares, "Xavi", el gaitero maliayés de 46 años que falleció al caer tras recibir un puñetazo durante una pelea que, según la versión de ambos acusados, inició el asturiano al golpear primero a uno de ellos. La versión de quienes acompañaban a la víctima y que recoge la Guardia Civil es que Solares fue golpeado por uno de los jóvenes y que el otro le golpeó ya en el suelo.

Los dos jóvenes fueron puestos ayer en libertad provisional con cargos por un homicidio imprudente, con la prohibición de salir del territorio nacional, la retirada de sus pasaportes, la prohibición de que acudan a Potes y la obligación de que comparezcan los lunes y viernes de cada semana.

La jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de San Vicente de la Barquera ordenó la libertad con cargos de C.S.V., de 18 años, y de A.F.D., de 19, tras tomarle declaración a ambos y a los agentes que procedieron a su detención, y una vez que la Fiscalía no solicitó prisión provisional.

22

Homenaje a Javier Solares en Villaviciosa

La familia de Javier Solares anunció ayer que se personará en el caso como acusación particular. "Habrá un juicio, unos trámites. Lo que quiere la familia es justicia y quiere agradecer a la Guardia Civil que los hayan cogido, que los haya identificado. Esto es importante para la familia, que la Guardia Civil haya actuado con tanta celeridad y eficacia. Pondremos el tema en manos de un abogado. Ahora está todo demasiado reciente", aseguró un familiar a este periódico. "Tenemos entendido que hay unas cámaras que grabaron la agresión y ojalá sea así y se pueda esclarecer todo pronto. Cuantas más pruebas haya de lo que ocurrió, mejor. Yo sé la versión que me contó la pareja que estaba con ellos".

Según la versión de la Guardia Civil, en la madrugada del sábado al domingo, cuando dos parejas paseaban por la localidad de Potes, Javier Solares intercambió unas palabras con dos jóvenes que se encontraban sentados en el puente de la localidad. Minutos después, cuando las dos parejas se encontraban hablando en las inmediaciones de una sucursal bancaria cercana al puente, los dos jóvenes se acercaron a él y uno de ellos, supuestamente C. S. V., sin mediar palabra, le propinó un puñetazo en la cara y Solares cayó al suelo. Una vez en el suelo, el segundo joven le golpeó repetidamente con las piernas.

Las tres personas que acompañaban al maliayés intentaron apartar a los dos jóvenes, que huyeron del lugar, según la Guardia Civil.

Solares quedó tendido en el suelo, y su pareja y amigos intentaron reanimarlo sin éxito. Momentos después llegó una ambulancia, pero solo se pudo confirmar el fallecimiento de Javier Solares.

Los agentes de la Benemérita establecieron un dispositivo de búsqueda de los dos agresores, y a las 2.50 horas de la madrugada, los localizaron y detuvieron en casa de uno de ellos, donde se habían refugiado.

Así fue el emotivo homenaje a Javier Solares en Villaviciosa

La muerte fue por traumatismo craneoencefálico, según el primer informe forense

La muerte fue por traumatismo craneoencefálico, según el primer informe forenseLa versión ofrecida por los dos jóvenes es bien distinta. La abogada de C.S.V. explicó que su representado tiene "la marca" de un puñetazo que le propinó Javier Solares (un ojo morado), y al que el joven respondió con otro, "con el resultado de caída y muerte. Fue un accidente. No había la más mínima intencionalidad de causar ese daño. Las manifestaciones de ambos acusados han sido claras, espontáneas y coincidentes, y de ambas se desprende que el primero en propinar el puñetazo fue la persona que ha fallecido".

La letrada, que pidió permanecer en el anonimato, también negó que el otro acusado, A. F. D., le propinase golpes a la víctima una vez que yacía en el suelo. Según la abogada, "esas supuestas agresiones corresponden al testimonio de la parte de la víctima, que no vieron lo que ocurrió primero". También criticó que en el informe de la Guardia Civil no figure que C.S.V. presenta la marca del golpe que recibió. Fuentes judiciales indicaron que el informe preliminar de la autopsia practicada a Javier Solares "no permite ni descartar ni confirmar" que éste haya recibido patadas en el cuerpo ni en la cabeza. Según ese informe forense provisional, la muerte se produjo por un traumatismo craneoencefálico provocado presumiblemente por el golpe que se dio contra el suelo al caer tras recibir el puñetazo.

La letrada realizó estas declaraciones tras horas de diligencias judiciales, donde prestaron testimonio los dos jóvenes y los agentes que los arrestaron. Fuera del edificio judicial de San Vicente de la Barquera la tensión fue "in crescendo" desde que a primera hora de la mañana llegaron a las puertas de los juzgados una decena de familiares de los acusados, a los que se fueron sumando más a lo largo de la mañana.

Sobre las 11.30 horas llegaron dos vehículos de la Guardia Civil en el que se trasladaría a los jóvenes hasta los juzgados, situados a escasos metros. Se trataba por todos los medios de preservar la identidad de ambos. No fue hasta poco antes de las 13.45 horas cuando salió el primer vehículo, y poco después el segundo. Tres horas después, con la decisión judicial de ponerlos en libertad, la tensión se liberaba entre abrazos y lágrimas de alegría de las familias de los jóvenes. "Son dos críos", decían.