18 de julio de 2020
18.07.2020
La Nueva España

La Universidad opta por la clase presencial "sin mascarilla, pero con distancia"

La institución buscará nuevos espacios docentes y reforzará la inversión en tecnología en previsión de un posible retorno a la docencia telemática

18.07.2020 | 00:29
La Universidad opta por la clase presencial "sin mascarilla, pero con distancia"

Las clases de los grados pertenecientes a la Universidad de Oviedo para este curso 2020-2021 serán presenciales "mientras las condiciones lo permitan", según asegura el rector, Santiago García Granda. El Consejo de Gobierno de la institución académica aprobó ayer el plan de adaptación de la actividad docente para el curso 2020-2021, un documento que se ha elaborado tomando como base las recomendaciones del Ministerio de Universidades a la comunidad universitaria para adaptar el próximo curso a una "presencialidad adaptada" a los retos del covid-19, publicadas el pasado 10 de junio, y un plan de organización docente para el próximo curso pensado para acomodarse a las restricciones impuestas por la crisis sanitaria que también incluye como posibilidad, por lo que pueda pasar, la docencia y la evaluación no presenciales.

Las precauciones sanitarias que se tomarán pasan por la distancia de seguridad en primer lugar, respetando el metro y medio de separación entre un alumno y otro, o entre cualquiera de los docentes o trabajadores de los centros. Además, se llevará a cabo, de una forma exhaustiva, una desinfección diaria de los centros y se exigirá el uso de líquidos desinfectantes para las personas. Además, se requerirá la mascarilla de manera "masiva", con la excepción de las clases, que se podrán impartir y recibir sin llevarlas siempre y cuando se pueda mantener el distanciamiento antes mencionado.

Para mantener las distancias se habilitarán nuevos espacios docentes. Se estudiará la posibilidad de trasladar algunos cursos de máster al campus de Mieres, siempre y cuando no se puedan impartir en sus centros habituales, así como solicitar espacios municipales a los ayuntamientos en los que la institución académica tiene sus centros.

El Rector aclara que en virtud de la autonomía universitaria tienen la capacidad de "autoorganizarse dentro de las normas" y de establecer las medidas sobre la base de sus criterios. "Las condiciones que tenemos en nuestros centros no son exactamente las mismas que las de las reuniones sociales", resalta, "por lo que podemos tener una ocupación mayor siempre y cuando respetemos las normas".

La presencialidad de las materias dependerá del estado de avance de la pandemia. "Si hay que paralizar la actividad presencial, se paralizará. Lo que prima es la salud". Por eso la Universidad, en colaboración con los ayuntamientos, prevé reforzar su inversión en recursos para la enseñanza online, aprovechando los 400 millones de euros que el Principado recibirá del fondo estatal para educación. García Granda anunció la puesta a disposición de la comunidad universitaria de "todos los recursos para que ningún alumno que curse el grado de forma telemática se quede atrás". El Rector hace hincapié en este punto en el refuerzo de la conexión wifi en todos sus recintos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído