La evacuación de un perro que no podía seguir ruta, bajando de la zona de Ario hacia el Lago de La Ercina, en la vertiente asturiana del parque nacional de los Picos de Europa, hecho acontecido en la tarde del pasado viernes, por parte de Bomberos de Asturias, con base en la ciudad de Cangas de Onís, ha puesto en entredicho la situación que padecen esos rescatadores a la hora de llevar a cabo su trabajo en condiciones óptimas. El can, según publicaron en su cuenta oficial twitter, parecía sufrir un golpe de calor y le fallaban las patas traseras, de ahí que sus dueños llamaron al @112Asturias para que se realizase el rescate, cosa que se llevó a cabo.

"Nosotros, por supuesto, estamos para resolver esas emergencias. Pero, lo que no entiendo, y pido el apoyo de la gente, es que un servicio de emergencias envíe personal con una indumentaria no válida para el movimiento en montaña. Esa vestimenta que aparece en las fotos es ropa de faena para intervenciones de otro tipo (pantalón de nomex y camiseta de algodón, botas de incendios forestales, etc.). Alguien debería ponerse colorado en la Administración cuando tiene a personal desarrollando ese tipo de servicios sin el material adecuado. En fin, es lo que hay", denunció uno de los bomberos cangueses.

"Los bomberos, como todos los servicios de seguridad están al servicio del ciudadano, en cuanto a la protección de personas, animales y bienes. Ahora, quiero dejar claro que la gente tiene que darse cuenta que a veces comenten imprudencias que son claramente cuestionables. Esta, por ejemplo: animal con 10 años, con secuelas de artrosis en extremidades; día con excesivo calor, ruta de alta montaña de bastante duración, etc.... con desenlace narrado en la noticia. Tal como yo lo veo es una imprudencia total igual que otras muchas que estoy viendo en la montaña estos días de una gran afluencia de gente", matiza. "Me gustaría que alguien se hiciera eco de ello, públicamente, ya que desde el ámbito laboral a la Administración se la trae al pairo", sentenció.