Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Si cierran los bares de copas, algunos ya no abrirán", advierte Otea

Almeida: "Para muchos lo que está pasando es una ruina, y ya veremos qué ocurre en otoño"

José Luis Álvarez Almeida.

José Luis Álvarez Almeida. MIKI LÓPEZ.

José Luis Álvarez Almeida es el presidente de Otea, la patronal de la hostelería y el turismo en Asturias, desde que se constituyó en 2015, y si bien insiste en que afrontó el reto con enorme entusiasmo, ahora admite que tiene que darse ánimos a diario desde que se decretó el estado de alarma, "porque nadie nunca hubiera podido imaginar algo así". El brote en la cervecería Urban's, en el barrio ovetense de La Corredoria, ha sido un estocazo en toda regla para el sector, pendiente de que lleguen los turistas y se queden, y de que el presidente del Principado, Adrián Barbón, no decida cerrar los bares de copas y discotecas para atajar aglomeraciones y prevenir rebrotes. Almeida analiza para LA NUEVA ESPAÑA varios puntos candentes de la actualidad.

"Es un golpe muy duro, para ese negocio en concreto, pero también para el sector. El miedo que teníamos todos era que pudiera ocurrir algo así. Pero también debo añadir que Asturias es la comunidad autónoma en la que más locales cuentan con el sello de hostelería segura. Mañana (por hoy) Otea iniciará una campaña informativa en redes sociales y haremos un comunicado a todos los asociados".

entristecen las noticias y las imágenes en las que se ve que se incumplen las medidas de aforo, no hay distancias de seguridad, se permite a los clientes bailar y no se vigila el uso de las mascarillas". Alvarez Almeida repite como un mantra que "debemos seguir exigiendo que se cumplan las medidas por parte de los empresarios y de los clientes".

El sector es consciente de que el riesgo de cierre por parte del Principado "es grande, enorme, y real". Ayer mismo lo confirmó el presidente Adrián Barbón. Pero desde la patronal defienden que no tiene sentido hablar de cerrar locales de ocio nocturno porque hay localidades en las que no existe ningún establecimiento con esa licencia, sino que son bares normales que tienen música. También hay otros sitios en los que hay locales con licencia de música amplificada y otros que la tienen sin licencia. "Entonces la cuestión es: ¿cerramos los que tienen licencia y dejamos a los demás? Sería absurdo". Por eso Otea ha planteado alternativas, como "fichar" con una aplicación de móvil para facilitar la labor a los rastreadores y colocar mesas y sillas en las pistas de baile y prohibir estar de pie.

"Los propietarios de los locales de ocio nocturno deben ser muy exigentes, igual que los del resto de establecimientos, y si no pueden controlar los aforos, que no se baile o que no se use la mascarilla, pues deben llamar a las fuerzas de seguridad y que intervengan", afirma Almeida. Aun así, los hosteleros piden "colaboración y responsabilidad" a los clientes y también que las autoridades den más información "y más clara".

El riesgo es enorme: "Si cierran, muchos no podrán volver a abrir porque la situación será la misma durante muchos meses, quizás incluso hasta el año que viene. Y hay que tener en cuenta que hay mucha gente trabajando en este sector. Pero hay que ser muy exigentes, y si es necesario imponer multas, restringir los horarios, pues habrá que hacer lo que sea para evitar contagios y los cierres".

La propuesta de la Asociación de bares de copas de Oviedo (Abaco) para controlar el aforo se incluye en un catálogo de propuestas aprobada por la junta directiva y el comité ejecutivo de Otea junto con otras, como la de permitir espectáculos en vivo (conciertos) o que en los restaurantes pudiese haber actuaciones hasta medianoche. El problema es que afrontar estos cambios supondría una modificación de la Ley de Espectáculos Públicos. "Cobrar es una buena medida para el sector ahora y en el futuro, pero no una medida de lucha contra el covid-19", opina Almeida.

La decisión del Gobierno regional de prohibir el botellón ha concitado el aplauso de los hoteleros. "Es muy importante que se haya prohibido. Los rebrotes en otras comunidades vienen por los trabajadores temporeros y por gente joven que ha participado en botellones y en fiestas privadas, pero que luego van a los locales de copas y a discotecas. ¿Dónde se infectaron y se inició el contagio?", se pregunta Almeida.

"Para muchos esto es una ruina". La patronal de la hostelería y el turismo desconoce cuántos negocios ya no han vuelto a abrir, o han abierto y cerrado de nuevo, como consecuencia de la pandemia por coronavirus. Pero sí sabe que hubo un centenar de consultas sobre cómo hacerlo, cuando nunca antes se habían recibido en Otea peticiones de asesoramiento en ese sentido. Si ahora los turistas no llegan, o se van, los cierres se puede disparar. Y alerta Almeida: "Ya veremos qué ocurre en el otoño".

Julio está siendo mejor de lo previsto y en el sector se confía en que agosto arroje cifras más favorables. Pero Álvarez Almeida admite que hay "muchísimos menos" visitantes que el año pasado. "Si se tiene en cuenta que hace dos meses pensábamos que no iba a venir nadie, el balance es positivo, aunque es muy desigual según las zonas", afirma mientras cruza los dedos para que no haya una transmisión comunitaria y se frenen los contagios.

El presidente de Otea confirma los lamentos de hosteleros y restauradores: el consumo está "complicado". "Que se vean las terrazas llenas no significa que haya mucho consumo. Hay clientes que pueden echar la tarde con una cerveza o un par de botellas de sidra. Nadie sabe qué va a pasar en otoño, si habrá trabajo o desempleo, así que se retrae. El cliente de aquí, el de siempre, está ayudando y mucho", asevera.

"Debemos ser disruptivos e imaginativos", asegura Álvarez Almeida. Se quiere poner en marcha un proyecto nacional de Formación Profesional dual con cinco planes pilotos y uno va a ser de hostelería. Otea ha propuesto en Hostelería de España que sea Asturias el lugar donde se desarrolle ese proyecto: "Necesitamos herramientas para levantar la cabeza cuando todo esto pase".

Compartir el artículo

stats