31 de julio de 2020
31.07.2020
La Nueva España

Peleones ante los Reyes en Gijón

Un acto antimonárquico compartió agenda de protestas en la calle con hosteleros, pensionistas y vecinos de Cimadevilla

31.07.2020 | 01:21

Mucho más que los dos metros de distancia social que se imponen para evitar contagios por covid separaron ayer el paseo de los Reyes de España por Cerro de Santa Catalina de las varias concentraciones que hicieron de la jornada real una jornada de protestas en Gijón. Tan apretada era la agenda de movilizaciones que en la plaza Mayor coincidieron dos a la misma hora: las doce de la mañana.

Ninguna con Felipe VI y doña Letizia en el centro de la diana de la reivindicación pero lo suficientemente cerca del perímetro de seguridad organizado sobre Cimadevilla por la presencia real como para que las fuerzas de seguridad se pusieran en guardia.

A la habitual concentración de cada jueves del colectivo de pensionistas a las puertas del Ayuntamiento se sumó una protesta de hosteleros de Gijón y Oviedo. Bajo el lema "La hostelería no es el virus, la responsabilidad es de todos" alrededor de medio centenar de propietarios y trabajadores alzaron la voz y los carteles para denunciar la complicada situación del sector y pedir que no se les criminalice.

"Somos una víctima más", explicó César Telenti. Entienden los hosteleros que la concienciación que se les exige a ellos debe asumirse también desde las administraciones públicas y la ciudadanía en general. "Tenemos que colaborar entre todos", explican. A sus clientes les pidieron responsabilidad y a las administraciones medios, ayudas y soluciones que vayan más allá de poner un límite horario "que hace inviable nuestro trabajo. Están en juego el 40% de los negocios de hostelería".

No hubo reivindicaciones laborales en los Jardines del Náutico. Allí sí estaban las banderas republicanas y los mensajes antimonárquicos de varios colectivo políticos unidos bajo el lema "Asturies nuntien rei". La manifestación se hizo coincidir con el momento de paso de los Reyes por la ciudad en una visita relámpago, que se limitó a pasear por el Cerro para ver una exposición sobre los 30 años del "Elogio del Horizonte" y comer en una restaurante de Deva. La presencia de los Reyes dejó tanta huella que la manifestación convocada por la tarde por los vecinos de Cimadevilla en contra de la peatonalización de calles de acceso barrio incorporó a sus consignas un "No queremos Borbones, queremos soluciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook