01 de agosto de 2020
01.08.2020
La Nueva España

Alarma en Castropol tras el positivo de dos jóvenes del concejo

"Es una situación preocupante", dice el Alcalde, que pide extremar y se teme un brote

31.07.2020 | 23:43
Alarma en Castropol tras el positivo de dos jóvenes del concejo

El concejo de Castropol amaneció ayer con dos nuevos casos positivos, dos chicas jóvenes muy conocidas. La noticia generó un gran revuelo y provocó colas en el centro de salud de la capital, a donde acudieron los vecinos en busca de información sobre el procedimiento a seguir en caso de ser contacto estrecho de los afectados. El Alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy, hizo un llamamiento a la prudencia: "Es una situación preocupante y espero que la gente tome nota y colabore para que no vaya a más y se pueda controlar".

Desde la gerencia del Área Sanitaria I confirmaron al regidor la existencia de estos dos positivos y también la realización de un buen número de pruebas para detectar nuevos posibles casos. "Me indicaron que estaban haciéndose pruebas por encima de lo que se entiende como contacto directo", precisó Vinjoy, que está convencido de que esta situación derivará en un nuevo brote en la comarca Occidental, después del notificado hace dos semanas en el concejo de Valdés y que ya está controlado. Cabe recordar que a la vez que este brote se registró un positivo en el concejo: una auxiliar de enfermería de Jarrio.

Un popular establecimiento del puerto de Castropol, donde al menos una de las personas afectadas estuvo tomando algo el fin de semana con su grupo de amigos, decidió ayer cerrar el local para realizar las pruebas a las que se sometió tanto el dueño como sus empleados. "De momento cerré por prevención", precisó ayer el responsable del establecimiento, temeroso por las consecuencias que pueda acarrear esta situación. "Es pronto para saber nada, pero es un palo muy duro en pleno agosto, no solo para mi, sino para toda la zona", apuntó este profesional.

El Alcalde de Castropol emitió ayer un nuevo bando haciendo especial hincapié en la necesidad de cumplir los horarios del ocio nocturno. "De doce a dos de la madrugada solo se puede consumir en las mesas y a partir de la una y media no se pueden admitir clientes", precisó.

El regidor mostró gran preocupación por este posible foco ligado a la juventud y el ocio nocturno y lamentó no tener capacidad desde el ayuntamiento para recortar los horarios de cierre. "Pregunté, pero no tengo competencias para restringirlos más", admitió, al tiempo que hizo un llamamiento a los jóvenes "que no están exentos de contraer la enfermedad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído