Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Son momentos críticos, como en marzo", alerta Salud con 5 brotes, uno en un geriátrico

Asturias se acerca al centenar de casos en tres semanas, 57 en tres días aunque sin hospitalizaciones l Descartada por ahora la transmisión comunitaria descontrolada

"Son momentos críticos, como en marzo", alerta Salud con 5 brotes, uno en un geriátrico Julian Rus

"No hay transmisión comunitaria descontrolada, pero son momentos críticos (...) Es la misma tensión que vivimos en febrero, marzo, y estos meses" y en agosto "habrá más brotes". Ese mensaje de alerta lo lanzó ayer el director general de Salud Pública del Principado, Rafael Cofiño, tras anunciar dos nuevos brotes que poco después se convertían en tres al dar positivo una profesional de la residencia geriátrica del ERA en Pola de Siero (CPR Valentín Palacio) -en los geriátricos se fija ya como brote la existencia de un solo caso positivo-.

En total, Asturias registra 5 brotes y sumó en un día al menos 27 nuevos positivos por covid-19 y están en seguimiento 400 contactos estrechos. Desde el pasado 7 de julio, cuando acabó la racha de 25 días consecutivos sin ningún contagio, el Principado ha comunicado 95 nuevos casos, de los que 57 corresponden a los tres últimos días. Todos son asintomáticos o con síntomas leves y cumplen con el aislamiento en sus domicilios. No hay nuevas hospitalizaciones.

La lista de 27 nuevos positivos incluye dos casos más del viaje de estudiantes a Málaga, con lo que la cifra en este frente de contagios se eleva a 13. Otros dos corresponden al brote en la cervecería Urban's en La Corredoria (Oviedo), con lo que ya van 12. Otro brote está relacionado con Grúas El Roxu, con cuatro trabajadores que se contagiaron en Aragón pero que computan en Asturias al haberse detectado aquí.

El brote que más preocupa es el del bar gijonés La Buena Vida, donde otros dos empleados han dado positivo (suman 4), pero que obligará a un rastreo inédito en la región. Es más, el propio Rafael Cofiño, admitió ayer la imposibilidad de hacer siquiera una aproximación de las miles de pruebas PCR que habrá que realizar, teniendo en cuenta el volumen de personas que pasan a diario por ese local. Sólo por el contagio en la cervecería Urban's de La Corredoria, en Oviedo, con una clientela infinitamente menor, se han practicado más de 1.600 pruebas.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, comunicó ayer que "se está haciendo y se hará un esfuerzo logístico extraordinario para hacer miles de PCR en los próximos días". Igual que Rafael Cofiño, pidió que quienes hayan estado con algún positivo o lo sospeche, restrinjan el contacto social hasta que le se haga la prueba.

Salud descarta, al menos por ahora, un confinamiento de la población en Gijón, aunque si la situación se descontrola, "habrá que tomar otras medidas". "Hace unas semanas, cuando se ponía a Asturias como ejemplo nacional y europeo por la incidencia favorable del coronavirus, avisamos de la importancia de evitar mensajes triunfalistas", señaló Cofiño. Después advirtió de que "tendremos que acostumbrarnos a convivir con el virus y extremar la vigilancia para evitar la transmisión comunitaria descontrolada".

El geriátrico del ERA en Pola de Siero, en cuarentena por un positivo

Una profesional de la residencia del ERA Valentín Palacio en Pola de Siero positivo en las pruebas PCR que se realizan regularmente en las residencias geriátricas, mientras que el resto de trabajadores y de residentes dieron negativo. Ayer se repitieron las pruebas PCR a todos los residentes que estuvieron en contacto con la trabajadora, según confirmaron desde la Consejería de

Esta profesional, que es asintomática, fue aislada en su domicilio y automáticamente se aplicó el protocolo establecido para los geriátricos, por lo que en ese centro están prohibidas las salidas, las visitas y el libre movimiento dentro de las instalaciones.

Ayer mismo se procedió a la higienización de todo el centro, reforzándose en el área en el que desarrollaba su labor la persona infectada.

A raíz de la pandemia por covid-19, todas las residencias geriátricas están sectorizadas, de tal manera que el personal siempre trabaja en la misma área y con las mismas personas, y se evita el contacto tanto entre residentes como profesionales de distintos sectores para facilitar el rastreo si se da un positivo y controlar la expansión del virus. "Los mecanismos de vigilancia son muy estrechos", aseguró el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño.

Compartir el artículo

stats