La Consejería de Salud ha confirmado seis nuevos casos de coronavirus, de los que cinco son contactos estrechos de positivos ya conocidos y, en concreto, tres están relacionados con casos de Madrid, Murcia y León. El otro contagiado está siendo investigado para establecer su vínculo epidemiológico.

En relación con el Hospital del Oriente, por el momento se han realizado más de 400 pruebas PCR y todos los resultados obtenidos hasta ahora son negativos.

A lo largo del lunes, el laboratorio del Hospital Universitario Central de Asturias efectuó un total de 2.155 pruebas PCR con lo que ya son cerca de 200.000 las efectuadas en una comunidad de apenas un millón de habitantes.

Tras el fin del confinamiento en Asturias se han detectado trece brotes, de los que doce permanecen activos y se han registrado dos fallecidos, el último de ellos el pasado 28 de julio, un hombre de 58 años que llevaba varios meses contagiado por el coronavirus.

Desde el inicio de la pandemia se han confirmado en Asturias 2.879 casos de coronavirus, de los que 1.129 precisaron de atención hospitalaria, 130 de ellos en unidades de cuidados intensivos.

Los fallecidos por covid-19 en Asturias se han situado en los 340 mientras que los dados de alta tras haber superado la infección se elevan a 2.124 y los que están hospitalizados se sitúan en diez, dos de ellos en la UCI.

Recomendaciones

RecomendacionesLas autoridades sanitarias piden a la población que no se relaje en el cumplimiento de las medidas de seguridad para evitar la trasmisión del virus. En este sentido, recuerdan la obligatoriedad del uso de la mascarilla para mayores de seis años en las vías públicas y espacios al aire libre; en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, así como en los medios de transporte públicos y privados, en este último caso cuando los ocupantes no convivan.

También recomiendan el lavado frecuente de manos e insisten en que es imprescindible guardar una distancia interpersonal de, al menos, un metro y medio con personas con las que no se convive.

La consejería hace hincapié en que el objetivo último de todas las medidas que se toman es la contención del coronavirus y la protección de los colectivos más vulnerables, para lo que resulta imprescindible la implicación de toda la ciudadanía.