Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las medidas anticovid frenarán la gripe, vaticinan los expertos de la región

La baja tasa de infecciones gripales en países del hemisferio sur alienta el optimismo sobre el otoño: "Puede ser menos crudo de lo previsto"

Anterior camapaña de vacunación contra la gripe Irma Collín

El uso generalizado de mascarillas, el distanciamiento social y las demás medidas sociales restrictivas para frenar la expansión del covid-19 pueden convertirse en buenos aliados frente a la gripe y otros virus respiratorios en este próximo invierno. Ésta es la expectativa que manejan expertos asturianos, a la luz de lo que está sucediendo en diversos países del hemisferio sur. "No tengo una bola de cristal, peo hay datos que invitan a pensar que el otoño y el invierno pueden ser menos crudos de lo que llegamos a pensar hace unos meses", explicó ayer a este periódico Dolores Escudero, jefa de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Similar es el pronóstico de Pedro Arcos, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Oviedo: "Lo lógico es que haya menos infecciones por virus gripal y por todos los virus respiratorios, como el rinovirus, causante del resfriado común", subrayó.

Sobre el papel, la llegada del otoño, con su habitual cortejo de virus respiratorios de sintomatología similar, está llamada a traer complicaciones de salud y de gestión de los recursos sanitarios. Sin embargo, desde hace unos días se están abriendo camino otras hipótesis menos pesimistas. Estos pronósticos más positivos están asociados a las bajas tasas de gripe registradas en el invierno de algunos países del hemisferio sur. Los datos recogidos en Argentina o Australia revelan que el nivel de contagios ha disminuido y este hecho se atribuye al uso de la mascarilla. Ayer mismo, la Comunidad de Madrid anunció que está estudiando la posibilidad de adelantar la campaña de vacunación antigripal. La Consejería de Salud del Principado aún no se ha pronunciado al respecto.

Rodrigo Abad, médico del centro de salud de Pola de Siero, se muestra también optimista: "Con el uso de mascarillas hay mucha certeza de que vamos a tener menos gripes". ¿Motivo? "La mayoría de los virólogos más afamados sostienen que dos virus con trofismo sobre el mismo órgano (nasofaringe y vías respiratorias) conviven mal cuando coinciden en la misma época del año. Siempre uno predomina sobre el otro", agrega el doctor Abad.

Nuevos casos. Ayer se registraron en Asturias 31 nuevos diagnósticos de coronavirus (una cifra muy superior a los 6 de anteayer). De ellos, aclaró la Consejería de Salud, 9 son contactos estrechos de contagiados ya conocidos, 5 son importados y uno está vinculado a un brote. Este último dato parece corroborar que las fuentes de coronavirus ya identificadas están perdiendo fuerza. "El resto de los nuevos infectados están siendo investigados para establecer su vínculo epidemiológico. Todos ellos presentan sintomatología leve y permanecen en sus domicilios", indicó la Administración sanitaria.

Hospital Grande Covián (Arriondas). El centro sanitario del Oriente de Asturias retomará hoy jueves su actividad asistencial al no detectarse casos positivos de coronavirus entre las 600 pruebas PCR realizadas a pacientes y profesionales del centro. Los análisis masivos fueron llevados a cabo después de que el pasado fin de semana se detectaran dos casos en sendas trabajadoras (una auxiliar de enfermería y una ginecóloga).

Más cierres en la hostelería. La sidrería La Madreñería, de Cangas de Onís, anunció ayer el cierre de su negocio después de que uno de sus trabajadores diera positivo en las pruebas de coronavirus. Lo mismo ha sucedido en el bar-tienda "Casa Aida", en la localidad de Poo de Cabrales.

Compartir el artículo

stats