La Fundación "Princesa de Asturias" ha reconocido este año como Pueblo Ejemplar a Somao. Los miembros del jurado destacan que "los habitantes de este pueblo han sabido mantener la riqueza de su legado patrimonial indiano y rural a través de estrechos lazos de colaboración vecinal en una apuesta convencida y ejemplar por la unión de tradición y modernidad". (Aquí puedes leer todos los candidatos).

"La disposición al diálogo y el entendimiento, mostrada por sus habitantes en los últimos años en favor del bien común, el fuerte espíritu emprendedor de sus jóvenes, y su capacidad de gestión y organización de los bienes de la "parroquia rural", integrados por montes y pastizales -cuyos ingresos redundan en beneficio del pueblo-, han contribuido con su esfuerzo a mejorar la actividad económica a través del sector agroalimentario y el turismo y a afianzar su sólida apuesta por el futuro", resaltan.

Sus vecinos celebran a lo largo del día de hoy este galardón porque "teníamos ganas de que se demostrara y reconociera la parte humana de este pueblo", tal como destaca Francisco Cascallar, alcalde pedáneo. Entre cánticos, sidra y alguna que otra lágrima, Somao festeja este galardón y esperan "con ilusión" la visita de los Reyes.

Sidra, empanadas y gaita: así celebró Somao el galardón al Pueblo Ejemplar

De forma excepcional, con motivo de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19, la reunión del jurado de hoy se ha desarrollado mediante videoconferencia.

Enclavada en el medio geográfico del bajo Nalón, en una comarca de transición entre áreas rurales y urbanas, la parroquia rural de Somao marca el punto más septentrional del concejo de Pravia, mientras que eclesiásticamente pertenece al de Muros de Nalón. La localidad está situada en un altozano con vistas al mar y a la desembocadura del río Nalón. Con unos trescientos habitantes en la actualidad, Somao es una de las treinta y nueve parroquias rurales que hay en Asturias con personalidad jurídica propia y con capacidad para gestionar y organizar sus bienes, entre los que se encuentran unas cuatrocientas hectáreas de monte y varios pastizales, que son una importante fuente de ingresos para el pueblo, así como otros procedentes del alquiler de varias casas y la gestión del bar del centro social. La parroquia estuvo regida entre 2015 y 2019 por una gestora sin signo político, formada tras la dimisión del anterior alcalde para conservar su estatus jurídico y evitar que sus bienes pasaran a ser propiedad del Ayuntamiento de Pravia. Tras las elecciones municipales de 2019, la junta elegida está formada por los integrantes de la anterior gestora.

El pasado de Somao está ligado a la historia de la emigración y cuenta con un patrimonio arquitectónico de origen indiano de notable valor. Pero además de los destacados palacetes de esta época -algunos de ellos obra del arquitecto Manuel del Busto-, el pueblo también se benefició porque los indianos invirtieron en la traída de agua, caminos y fuentes y financiaron la construcción de edificios públicos, como las escuelas (1925), el cine escolar benéfico (1920) y la iglesia (1903), además del parque de la localidad. El legado indiano convive con las construcciones típicas asturianas, como hórreos, paneras y pajares, siendo la quintana o casería el tipo de construcción que muestra un pasado agrario vinculado a la explotación del campo y la ganadería.

En la actualidad, los vecinos organizan varias xuntanzas populares, tanto para la realización de trabajos altruistas como la restauración de la iglesia y de lavaderos y la limpieza de fuentes y bebederos, como para el mantenimiento de tradiciones como la Navidad, el carnaval, la foguera de San Juan y el amagüestu, además de las fiestas patronales en honor de Sant'Olaina, que se celebran el 10 de diciembre y el último fin de semana de agosto, organizadas por la Asociación Cultural y de Festejos Sant'Olaina, y distintos actos culturales y benéficos a lo largo del año. En 2007 nació la Asociación Cultural Amigos de Somao, formada por un grupo de vecinas unidas por su afición a tejer, fruncir y hacer punto de cruz. Otros grupos, como el Coro Santa Eulalia o el Grupo de Alfombras de Sal y Adornos Florales, dinamizan la vida del pueblo. Además, la biblioteca, reinaugurada en 2017, permanece abierta gracias al voluntariado vecinal, que ordena y gestiona un catálogo de libros donde se mezclan las enciclopedias de herencia indiana con las donaciones de los vecinos. Aprovechando esta reapertura se puso en marcha la Semana del Libro de Somao. Además, en su apuesta por la unión de tradición y modernidad, la candidatura destaca que Somao ha aprovechado las nuevas tecnologías como punto de encuentro de sus vecinos y archivo documental de su historia y patrimonio.

En el panorama económico de Somao destaca el mantenimiento de la actividad mpresarial de firmas ya longevas, como la más antigua del pueblo, la fábrica de quesos afuega'l pitu La Peñona, junto a otros negocios que han pasado de padres a hijos. El fuerte espíritu emprendedor de la juventud del pueblo ha ayudado a la proliferación de casas rurales y establecimientos hoteleros que han contribuido a revitalizar el turismo en la zona.

El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias se ha constituido a lo largo de sus ediciones en una de las actividades de la Fundación de más amplia y mejor acogida dentro del Principado, al estar destinado a galardonar "al pueblo, aldea, núcleo de población, espacio paisajístico o grupo humano del Principado de Asturias que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural, ambiental, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, en iniciativas de impulso económico y social o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad sobresalientes".

Este galardón se convocó por primera vez en 1990, al cumplirse el décimo aniversario de la Fundación, y tiene una naturaleza y carácter diferentes a los Premios Princesa de Asturias. Su dotación económica es de veinticinco mil euros.