03 de septiembre de 2020
03.09.2020
La Nueva España

Un superbrote de covid con 16 infectados en origen enciende las alarmas en Avilés

El foco del contagio se sitúa en tres concurridos bares de la calle Valdés Salas, en el corazón de un barrio con más de 4.000 habitantes

02.09.2020 | 23:35
Un superbrote de covid con 16 infectados en origen enciende las alarmas en Avilés

La detección de un superbrote de covid-19 en el concejo de Avilés ha disparado la alerta sanitaria como nunca antes desde que se relajaron las órdenes de confinamiento ciudadano. Al cierre de esta edición ya eran 16 las personas confirmadas como positivas en coronavirus, entre ellas el hombre que se cree origen del foco. La buena noticia es que, de momento, ninguna de ellas ha necesitado hospitalización. El origen del brote se vincula con dos cafeterías y una taberna de la calle Valdés Salas, la arteria principal del populoso barrio del Polígono de La Magdalena, una zona residencial en la que viven más de cuatro mil vecinos y que desde ayer está en shock. Los tres bares asociados a la propagación del covid-19 ya están cerrados, dos desde el pasado sábado y el tercero, clausurado ayer mismo a instancias de la Policía Local de Avilés.

La propietaria de la cafetería Piol, Esther Bernardo, relató así la secuencia de los acontecimientos: "El pasado viernes, un cliente que frecuenta tanto mi bar como el Valsa (un local anejo) se sintió mal y un policía local que fue testigo de ese malestar sospechó que pudiera estar enfermo de covid, por lo que decidió llevarlo al hospital. Allí le hicieron el test vírico y se confirmó el diagnóstico. El sábado ya no abrimos, y tampoco el Valsa; los empleados y algunos clientes nos hicimos las pruebas de coronavirus y comenzaron a surgir más positivos. A día de hoy (por ayer miércoles), la cifra de contagios roza la veintena".


El jefe de la Policía Local de Avilés, Rafael Rodríguez, ayer, de paisano, ayudando a descargar material durante la instalación del puesto avanzado para la realización de test de covid.


El hombre que primero dio síntomas de padecer covid, según conocidos suyos, es un cliente habitual de los bares de la zona que supera los 70 años y que padece patologías que lo convierten en un sujeto de alto riesgo. El resto de los contagiados responde a perfiles diversos y entre ellos hay trabajadores de uno de los bares cerrados. "No hay nadie grave ni que haya requerido ingreso por covid asociado a este brote", confirmó ayer de tarde el gerente del área sanitaria de Avilés, Ricardo de Dios. Ajenos al foco de contagio del Polígono de La Magdalena, el Hospital San Agustín de Avilés atendía a día de ayer a seis personas en planta y una en la uci, esta con buen pronóstico.

Vely Mayo y Víctor Manuel Loredo, los propietarios de la taberna Don Pelayo, el tercer establecimiento cerrado, aseguraron haber mantenido las puertas abiertas hasta ayer en el entendido de que no estaba confirmado brote alguno de covid y explicaron que su estado y el de su empleados es "normal". Ya con la persiana bajada por orden policial, los dueños de este local hacían cuentas del "destrozo económico" que se les avecina y pensaban en el plan de desinfección que, como los otros bares de la misma calle afectados, habrán de llevar a cabo para reabrir al público cuando sea posible y con máximas garantías.


Víctor Manuel Loredo y Vely Mayo, minutos antes de cerrar su bar


El Ayuntamiento de Avilés puso de inmediato a disposición del Sespa el aparcamiento del recinto ferial de La Magdalena para ubicar allí el dispositivo necesario desde el que realizar pruebas de PCR ante el brote de covid de la calle Valdés Salas. Desde el área de salud del Principado se hace un llamamiento a los clientes que hayan estado en los bares Valsa, Piol y Don Pelayo entre los días 17 y 30 de agosto para que se realicen los tests de detección del coronavirus. Antes de acudir al hospital de campaña y para evitar colapsos, los interesados deben cumplimentar el formulario que está disponible en la web https://www.astursalud.es/ o llamar al teléfono 984 100 400 para solicitar la prueba de detección del coronavirus. Ayer de tarde ya había 500 personas apuntadas para hacerse unos test que comenzarán a realizarse hoy a las 8 de la mañana.

El cura del barrio, David Cuenca, ha anunciado que volverán las misas por Facebook durante 15 días para evitar aglomeraciones en la iglesia y deja a expensas de los padres la celebración de las primeras comuniones programadas. La alcaldesa de la ciudad, Mariví Monteserín, pide a la población en general que actúe con serenidad y a aquellas personas que crean poder haber tenido contacto con los focos de contagio, que reduzcan su movilidad y minimicen los contactos interpersonales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído