05 de septiembre de 2020
05.09.2020
La Nueva España

Dos brotes en residencias de Gijón aceleran la llegada a 3.500 infectados en la región

Los tres bares de Avilés afectados por el coronavirus suman 15 casos nuevos, hasta 33, uno de ellos el policía que atendió al "paciente cero"

05.09.2020 | 01:14
La residencia Clara Ferrer de Gijón

Asturias sumó ayer 44 nuevos casos de infección por coronavirus, lo que eleva la cifra total, desde el inicio de la pandemia, a 3.477 contagiados (hoy se llegará a 3.500 con casi total seguridad). Por otra parte, se declararon sendos brotes de covid-19 en las residencias Aurora Álvarez y Clara Ferrer, ambas emplazadas en Gijón, con uno y dos casos, respectivamente, de trabajadores no asistenciales, es decir, que no prestan asistencia directa a los residentes.

Estos nuevos positivos en geriátricos fueron detectados "durante un cribado periódico" del Servicio de Salud del Principado (Sespa) a los profesionales de estos centros sociosanitarios, explicó el Gobierno regional mediante un comunicado público. Además, se ha descubierto otro afectado en el Centro Gerontológico de Montevil (Gijón) durante la repetición de las pruebas. Se trata de un residente que ha sido trasladado al Centro de Discapacitados Neurológicos (Credine), de Langreo. Entre los nuevos infectados también figuran dos trabajadores del centro de educación especial Don Orione de Posada de Llanes.

Todos los afectados son asintomáticos o presentan síntomas leves, por lo que permanecen en aislamiento en sus domicilios, excepto uno de ellos, que ha sido hospitalizado.

Respecto a la evolución del brote vinculado a tres bares de Avilés, el Laboratorio de Microbiología del Hospital Universitario del Hospital San Agustín ha detectado 15 casos positivos, que elevan a 33 el total de afectados. Los profesionales sanitarios tomaron anteayer 430 muestras en el autocovid instalado en el aparcamiento del Pabellón de Exposiciones de La Magdalena y estaba previsto que ayer se practicasen, al menos, otras 450 pruebas PCR. Hasta la mañana de ayer, 1.405 clientes de los establecimientos hosteleros Valsa, Piol y Don Pelayo -97 más que anteayer- habían cumplimentado el formulario de la Consejería de Salud para someterse a la prueba diagnóstica.

Los miembros de la policía avilesina que estuvieron expuestos al citado brote han dado negativo de forma mayoritaria en las pruebas PCR. Solo un agente, según la información oficial, ha dado positivo; se trata de un funcionario del cuerpo de la Policía Local de Avilés y tiene una manifestación asintomática de la infección. Este agente es uno de los dos que intervino en el dispositivo desplegado para atender al "paciente cero" del brote. El otro agente que participó en esa misión ha dado negativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook