14 de septiembre de 2020
14.09.2020
La Nueva España

La vuelta a casa, un calvario de más de 2 horas desde el Oriente

14.09.2020 | 01:27
Atasco, ayer, cerca del cruce de la Autovía del Cantábrico con la de Villaviciosa, en Cazanes.

Si desplazarse a las playas del Oriente desde el centro de la región ya fue ayer por la mañana una tarea en la que hubo que echarle paciencia, la vuelta a casa por la tarde requirió también mucha o más. Más de horas sufrieron algunos sobre el asfalto de la autovía del Cantábrico a ritmo lento para llegar desde núcleos como Ribadesella a Oviedo. Más tiempo se echó desde Llanes o desde otros puntos de la costa del Oriente para volver a la capital, a Gijón u otros núcleos del centro de Asturias. El resumen de los conductores. "Un calvario" que por momentos alcanzó 13 kilómetros de atasco.

El colapso habitual que se genera en Villaviciosa, donde se cruzan la autovía A-64 (Oviedo-Villaviciosa) con la del Cantábrico, se vio multiplicado a última hora de la tarde ante el regreso de numerosos asturianos a casa tras una jornada de sol y playa. Ambas calzadas fueron incapaces de absorber y mucho menos de distribuir de forma eficaz el tráfico procedente del Oriente sentido Gijón u Oviedo.

Ya por la mañana hubo problemas (los habituales) en sentido contrario. Además, se vieron agravados por un accidente antes del mediodía. La alta densidad del tráfico y la colisión generaron retenciones de diez kilómetros en el cruce de autovías. El choque atrapó a un gran número de conductores dispuestos a disfrutar del domingo veraniego. Una jornada que se antojó un infierno sobre el asfalto para muchos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook