15 de septiembre de 2020
15.09.2020
La Nueva España

Aemet avisa de una inusual borrasca que repartirá lluvias y granizo a finales de semana

Asturias será una de las provincias en las que impacte el jueves

15.09.2020 | 18:20
Fuerte tormenta en Gijón, este verano.

Una amplia borrasca, inusual para la época del año, se colará en la península a partir del jueves y repartirá lluvias abundantes, tormentas y granizo por todo el territorio al menos hasta el próximo lunes, día 21, con un descenso progresivo de las temperaturas, especialmente las diurnas.

Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha explicado que el frente, situado ya sobre el Atlántico, "sufrirá un proceso de intensificación" a medida que se desplace hacia el sur de la península y afectará en mayor o menor medida a todas las regiones, con la excepción de los dos archipiélagos.

Los efectos de la borrasca ya se empezaron a notar el lunes, ha recordado Del Campo, en que las tormentas afectaron a numerosos puntos, y continuarán desarrollándose de forma dispersa durante este martes y mañana, miércoles, pero a partir del jueves "será cuando más sintamos sus efectos". Este día, la borrasca estará lo suficientemente próxima a la península como para que penetre el primer frente, que afectará al extremo occidental, sobre todo al norte de Extremadura, sur de Castilla y León, Galicia, Asturias y este de la Meseta norte, ha matizado el portavoz.

Además, el aumento de la inestabilidad y la gran cantidad de humedad "por la succión que realiza la propia borrasca de aire subtropical" favorecerán los chubascos localmente fuertes y acompañados de tormentas y granizo, una situación de la que el área mediterránea quedará al margen.

La Aemet espera que el centro de la borrasca cambie de rumbo el viernes y se dirija primero hacia el este, para alcanzar el sur de Portugal, y posteriormente, durante el fin de semana, se traslade de sur a norte por todo el extremo occidental peninsular. Los frentes asociados dejarán lluvias generalizadas, sobre todo al sur de los grandes sistemas montañosos, que "retienen la nubosidad", acompañadas de intervalos de viento fuerte de componente sur, ha detallado Del Campo.

Estas precipitaciones afectarán especialmente al norte de Extremadura, norte y sur de Castilla y León, norte de la Comunidad de Madrid y norte de Aragón y de Cataluña, mientras que al litoral y prelitoral mediterráneos "llegarán muy desgastadas y Canarias quedará al margen". La Aemet espera que la borrasca se aleje, ya muy debilitada, a partir del lunes por el Cantábrico hacia el sur de las Islas Británicas, y las lluvias quedarán restringidas al tercio norte de la península.

En cuanto a las temperaturas, "los vientos del sur y la abundante nubosidad no dejarán que bajen demasiado las nocturnas", ha asegurado el portavoz de la Agencia de Meteorología, si bien las diurnas lo harán de manera progresiva. "El descenso se notará más el viernes, hasta 6-10 grados menos en el interior peninsular con respecto al día anterior", lo que dejará un ambiente "algo fresco" en las dos mesetas, Andalucía y sur de Galicia, mientras serán aún algo más altas de lo habitual en el área mediterránea y la cornisa cantábrica, donde podrían superarse los 30 grados, especialmente en el País Vasco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook