24 de septiembre de 2020
24.09.2020
La Nueva España

Cascos justifica viajes a Galicia y Estepona: "Trabajaba las 24 horas para el partido"

El expresidente de Foro dice que si cargó gastos del videojuego "Call of Duty" a la formación fue "por error" y no merece por ello una querella

24.09.2020 | 00:58

Las disputas en Foro se ventilan en los tribunales, con duras acusaciones contra el fundador del partido, Francisco Álvarez Cascos, investigado por haberse llevado crudos unos 400.000 euros de las arcas de la formación política. Ayer, ante la jueza Simonet Quelle Coto -que ya instruyó el "caso Villa", que llevó a una condena de tres años de prisión al exsecretario del SOMA por delitos muy parecidos a los que se imputan al exministro-, Cascos se defendió como gato panza arriba. "Siempre he pagado mis licencias de pesca, este tipo de acusaciones son ridículamente falsas", indicó, mientras mostraba una de las autorizaciones plastificada -un documento "original que está debidamente custodiado", avisó-, tras declarar durante más de cuatro horas ante la magistrada. Y es que le acusan, entre otras cosas, de haber pagado alguna de esas licencias con dinero de Foro. Tras declarar, Cascos se jactó de haber contestado a "todas" las preguntas que se le formularon, como dando a entender que no tiene nada que esconder.

Álvarez Cascos, que acudió al juzgado a las once y media de la mañana, acompañado de su abogado, Luis Tuero, negó haberse apropiado de dinero del partido. "He reiterado que esta querella tiene su origen en los acontecimientos que se iniciaron hoy hace un año con ocasión de la votación de la comisión directiva en la que una parte del partido no quería que nos presentásemos a las elecciones y otra parte sí, gracias a cuya decisión Oblanca es hoy diputado en el Congreso. He procurado mostrar todos los documentos de prueba de las falsedades", indicó brevemente el exlíder de Foro. En definitiva, para Cascos, todo se trata de una vendetta política injusta para alguien que "lo ha dado todo por España y por Asturias".

No quedó ningún punto sin tocar en el interrogatorio, desde los gastos personales hasta la sede de Madrid de la que nadie en el partido, según Moriyón, tenía idea. Cascos aseguró que el sueldo que cobró de Foro se lo ofrecieron desde el principio, pero no desveló quién en el partido lo había establecido. Luego explicó que tenía todo el derecho del mundo a percibir dietas, puesto que había renunciado a sus actividades privadas para encabezar el proyecto de Foro, y que los gastos estaban todos justificados.

Por ejemplo, los viajes que cargó al partido a Galicia -para ver a los padres de su mujer, María Porto- y a Estepona, los justificó porque "trabajaba las 24 horas para el partido". Y en cuanto a gastos tan poco justificables como los del videojuego Call of Duty, indicó que había sido "un error" que deberían haberle comunicado en su momento, pero que en ningún caso merecía una querella criminal por apropiación indebida y administración desleal.

Cascos explicó que lo dejó todo por Foro, y que, aunque viajaba un par de veces a Madrid por semana, siempre estaba trabajando para el partido. Por supuesto, sacó a colación que el Tribunal de Cuentas no había encontrado mácula alguna en los números de Foro, y que todo los gastos se publicaban en la web del partido.

En cuanto a la sede de Foro en Madrid, de la que Carmen Moriyón y otros miembros del partido no tenían ni idea -o al menos eso dijeron-, Cascos indicó que había sido ocupada por el hoy diputado Isidro Martínez Oblanca en 2014, cuando el partido hizo campaña a nivel nacional, cosechando un absoluto fracaso. Aseguró, por otro lado, que se trataba de un centro de negocios. Estéticamente, era poco presentable para la actual dirección de Foro, ya que el local estaba a nombre de la esposa de Cascos, María Porto. Pero Cascos esgrimió los contratos firmados "por Foro" para alquilar la sede madrileña.

Ni qué decir tiene que la declaración de Cascos resultó poco satisfactoria para quienes han presentado la querella criminal. Ahora corresponde a la jueza decidir si la querella sigue adelante. Para el letrado de Foro, Luis Llanes, es necesario que pasen por el Juzgado un número importante de testigos para aclarar este asunto, dado que Cascos no ha dado las explicaciones necesarias sobre el destino de dinero. Una cantidad que aún no se puede aún establecer con exactitud, añadió, y que debe cuantificarse adecuadamente mediante una pericia.

Por su parte, Carmen Moriyón, presidenta de Foro Asturias, se ratificó, en torno a los nueve de la mañana, en la querella interpuesta como representante del partido contra el que fuera fundador y primer presidente del partido. La presidenta de Foro estuvo en los Juzgados durante más de dos horas aportando información al respecto ante la magistrada Simonet Quelle Coto.

La nueva dirección de Foro Asturias, que encabeza Carmen Moriyón, decidió presentar una querella contra su fundador por los supuestos delitos de apropiación indebida y administración desleal en delito continuado. A raíz de una auditoría económica a las cuentas del partido en los años en los que Cascos tenía el control de la formación, el equipo de Moriyón detectó presuntas irregularidades, por las que decidió recurrir a la justicia y expulsar a Álvarez-Cascos.

En resumen, la dirección de Foro Asturias considera que Cascos cobró un sueldo desorbitado, de hasta 14.000 euros al mes, y cargaba al partido gastos personales, como licencias de pesca o compras para sus hijos. La querella de Foro, representado por el abogado de Vaciero Luis Llanes, considera que Cascos "mezclaba su patrimonio con el del partido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído