DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INMACULADA FUENTES | MADRE DE UNO DE LOS GUARDIAS CIVILES AGREDIDOS EN ALSASUA

"¿Qué diría el Vicepresidente si recibiera una bala en un sobre?"

"En Alsasua fomentan el odio desde pequeños a todo lo que les parece que huele a autoridad"

Inmaculada Fuentes Ballesteros.

Inmaculada Fuentes Ballesteros. LNE

Inmaculada Fuentes Ballesteros es la madre de uno de los tenientes de la Guardia Civil agredidos en el pueblo de Alsasua (Navarra) en 2016. Recibió con indignación las declaraciones en las que Pablo Iglesias, al que se refiere únicamente como "vicepresidente segundo del Gobierno", aseguraba haberse sentido acosado durante sus vacaciones en Lena; más aún, tras el "Ospa Eguna", el "día del adiós" en euskera, una celebración en la que los más jóvenes de Alsasua vejan y ridiculizan a la Guardia Civil. Es por esto por lo que la madre del teniente agredido en Alsasua acabó en contacto con LA NUEVA ESPAÑA, a la que atiende desde Valencia, donde reside.

-Si le digo "No hay derecho a que mis hijos tengan que sufrir las consecuencias de las tareas políticas de sus padres", ¿Cuál es su primera reacción?

-Ni las tareas políticas, ni de ningún otro tipo. Ningún hijo debe pagar las consecuencias por lo que hagan sus padres. Pero tampoco los padres por las tareas de sus hijos.

-Fueron las palabras de Pablo Iglesias tras su paso por Asturias este verano.

-Y yo suscribo totalmente las palabras del vicepresidente segundo. Aunque en Asturias se consideró acosado por una pintada en el suelo en la que ni se mencionaba su nombre, me pregunto cómo llamaría a recibir una bala en un sobre o a que pinten una diana sobre su cara en las calles.

-Es duro cuando se involucra a la familia.

-Por supuesto. El vicepresidente segundo habla de sus hijos. También me pregunto si sabe cuántos hijos de guardias civiles han sido asesinados, cuántos han recibido amenazas. Una, por ejemplo, la hija del sargento junto al que agredieron a mi hijo en Alsasua. Tenía un añito y medio cuando recibieron una carta en el cuartel en la que la amenazaban de muerte. Después de eso les trasladaron. No creo que sepa cuántas amenazas hemos recibido nosotros para retirar la denuncia contra los agresores de mi hijo. Tampoco que le importen las decenas de años de acoso.

-Su hijo tampoco se encuentra destinado en Alsasua.

-No. Ya está más cerca de casa.

-¿Qué pasó aquella noche?

-Mi hijo, el sargento y sus parejas cenaron en el restaurante de la familia de María José, la novia de mi hijo entonces. Y, tras la cena, fueron a tomar una copa a un bar. Allí les localizaron y les dieron una paliza entre unas cincuenta personas. Hicieron lo mismo que hacía ETA. Utilizaron la misma estrategia. Le identificaron, le buscaron y le agredieron hasta casi matarlo. Cuando le estaban trasladando al hospital todavía le intentaban sacar de la ambulancia.

-Eran unos cincuenta, pero hubo ocho condenados.

-Sí. Y tres de ellos ya tienen el tercer grado.

-Hace días tuvo lugar en Alsasua lo que llaman el "Ospa Eguna", ¿en qué consiste?

-Es fácil explicar el acto, lo difícil es entender porqué se permite. Los más jóvenes del pueblo se disfrazan de guardias civiles y policías, hacen parodias, les insultan y ridiculizan. Les llaman perros, txakurras. Odian todo aquello que les parece que huele a autoridad. Lo hacen con niños para transmitirles el odio desde pequeños.

-¿Eso es acoso?

-Por supuesto que lo es. Pero piensa que la formación morada encabezaba las manifestaciones contra la encarcelación de los agresores de mi hijo. El vicepresidente segundo llevó a los familiares de los condenados al Congreso para darles "todo su apoyo". Hoy se sienta en el Gobierno de todos los españoles.

Compartir el artículo

stats