26 de septiembre de 2020
26.09.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

La segunda ola ya se deja sentir y provoca contagios en Fiscalía, Juzgados, Policía y aulas

El reto de la Consejería de Educación: evitar que las cuarentenas de profesores frenen el curso l Dos grupos, sin clase por positivos en los colegios Novo Mier y Nazaret, ambos en Oviedo

26.09.2020 | 00:32
Un aula vacía.

La segunda ola ya se deja sentir en Asturias y el otoño no ha hecho más que empezar. Los contagios por covid-19 se extienden por toda la región y empiezan a hacer acto de aparición en instituciones, organismos y centros públicos y privados. Aunque las tasas de incidencia están muy por debajo de la media nacional, el incremento de casos positivos ya repercute en el funcionamiento de los servicios e inicia una dinámica que lleva camino de pasar a formar parte de la llamada "nueva normalidad".

El positivo en covid de un miembro de la Fiscalía del Principado, comunicado en la tarde del jueves, causó ayer viernes un auténtico revuelo en los Juzgados de Oviedo. Las dependencias del ministerio público no solo tuvieron que permanecer cerradas desde primera hora de la mañana, sino que sus empleados, tanto fiscales como funcionarios, debieron permanecer en sus casas en cuarentena. La Fiscal Superior, María Esther Fernández García, se puso en contacto de forma inmediata con el Gobierno del Principado de Asturias, que activó el correspondiente protocolo de actuación. Las instalaciones fueron desinfectadas a primera hora de la mañana, y está previsto que la Fiscalía de Oviedo abra de nuevo el lunes.

Sin embargo, el hecho de que los fiscales tuviesen que permanecer en sus casas motivó algunos problemas en los Juzgados, ya que tuvieron que suspenderse todas las comparecencias en las que era necesaria la presencia del ministerio público. Por ejemplo, a las doce y media iban a declarar en el Juzgado de instrucción número 4 de Oviedo las dos menores que denunciaron haber sido objeto de una violación grupal el pasado mes de agosto, unos hechos ocurridos en la calle Jesús de Oviedo y por el que han sido detenidos cuatro jóvenes.

La Jefatura Superior de Policía de Oviedo contabilizaba ayer por la mañana un total de nueve personas contagiadas y 22 en aislamiento, mientras que en la de Gijón son cuatro, según confirmaron distintas fuentes, aunque oficialmente no se ha facilitado información. Las mismas fuentes explicaron que las instalaciones han sido desinfectadas en varias ocasiones y que se sigue estrictamente el protocolo establecido por Salud.

También se registraron dos casos positivos en sendos centros escolares de Oviedo. En el colegio Lorenzo Novo Mier un aula de sexto curso de Primaria está cerrada desde ayer por la mañana, por el positivo de un alumno. El centro informó a las familias de que siguen los protocolos fijados desde el Principado y que será el personal sanitario el que realice el seguimiento tanto del menor contagiado como de sus contactos estrechos. En el colegio Nazaret también se registró otro positivo en coronavirus en otro alumno, que se había contagiado en su unidad familiar, y se suspendieron las clases presenciales en el aula afectada durante 14 días.

El reto inmediato al que se enfrenta la Consejería de Educación es evitar que los casos positivos, que van a ir surgiendo, pongan en peligro la salud de la comunidad educativa (profesores, alumnos y familias) ni el desarrollo del curso. La consejera de Educación, Carmen Suárez, reconoció que una de las prioridades ahora es articular un mecanismo de respuesta ante las cuarentenas que se avecinan para el profesorado. "Vamos a tener bajas, cuarentenas. Habrá períodos en los que sea necesario tener sustituciones rápidas para que la falta de profesores no se prolongue", respondió la Consejera a un pregunta formulada por el diputado Luis Fanjul, de Ciudadanos.

Carmen Suárez aseguró que semanalmente habrá "más de una convocatoria. Es urgente y necesario y vamos a proceder a dar solución a estas situaciones. Las cuarentenas hay que abordarlas rápidamente", admitió la titular de Educación, a la que los grupos de la oposición, con la popular Gloria García a la cabeza, achacaron "falta de planificación y de anticipación" para el inicio del curso. Ignacio Blanco, de Vox, pidió la dimisión de Suárez pese a reconocer "el mucho trabajo de su departamento, pero sin resultados". Por otra parte, el sindicato ANPE también planteó que "la estabilidad y normalidad de la educación en Asturias pasa por la dimisión de la Consejera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído