Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La videollamada, nueva opción de los médicos para atender a sus pacientes

Los centros de salud ya disponen de móviles para superar el colapso de las líneas telefónicas

La videollamada, nueva opción de los médicos para atender a sus pacientes

La videollamada, nueva opción de los médicos para atender a sus pacientes Anna Shvets

Teléfonos móviles para los profesionales de los centros de salud de la región y puesta en marcha, en un plazo relativamente breve, de las herramientas tecnológicas necesarias para realizar videollamadas a los pacientes. Estas son algunas de las fórmulas, presentes y futuras, aplicadas por el Servicio de Salud del Principado (Sespa) para paliar las dificultades de acceso de los ciudadanos a la asistencia sanitaria que se ofrece en los centros de salud de la región.

Los servicios que presta el personal de atención primaria se han visto severamente alterados desde el pasado mes de marzo, con motivo de la llegada de la pandemia de covid-19. En aquel momento, y con el objetivo de garantizar la seguridad de personal y pacientes frente a posibles contagios, las autoridades sanitarias del Principado decidieron que los usuarios no acudieran de forma directa a los centros, sino que establecieran previamente contacto telefónico para que se valorara su situación. Desde entonces, muy buena parte de la atención sanitaria se realiza por vía telefónica.

La situación actual disgusta a una porción relevante de la ciudadanía. Numerosos usuarios han expresado de forma pública -en la calle, a través de las redes sociales y de otras maneras- las dificultades con las que se encuentran para comunicarse por vía telefónica con su centro de salud o para ser vistos en persona, incluso sufriendo cuadros clínicos de envergadura. Hay pacientes que se pasan horas llamando por teléfono y que se topan con que comunica de continuo o con que da señal pero nadie coge el teléfono.

En una amplia recogida de opiniones de colectivos de médicos y enfermeros -publicada por este periódico anteayer domingo-, los profesionales aseguraron que están desbordados de trabajo y negaron que estén haciendo un uso abusivo de la atención telefónica en detrimento de la asistencia presencial. Asimismo, hicieron hincapié en que, si bien está habiendo "cuellos de botella" en el acceso telefónico de los usuarios a los centros de salud, el problema es realmente bidireccional: "También los profesionales estamos teniendo dificultades para comunicarnos con ellos", explicó Antonio Fernández, presidente en Asturias de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Ante las deficientes infraestructuras telefónicas de numerosos centros de primaria, el Sespa ha entregado a los profesionales varios centenares de teléfonos móviles. Asimismo, se lleva semanas trabajando en la implantación del aparataje necesario para que los sanitarios puedan comunicarse con los pacientes por videollamada, una opción que en determinados casos supera las limitaciones de las conversaciones telefónicas. El Sespa ultima también una reorganización del trabajo que incluye "una reordenación de las agendas de los médicos, enfermeras y administrativos", así como quitar a los sanitarios tareas burocráticas y consultas médicas que no aportan valor añadido al paciente.

Compartir el artículo

stats