Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo rural coloca a Asturias en la cúspide nacional del sector

La hostelería huye de los mensajes triunfalistas al caer la rentabilidad el 20% y clama por ayudas para superar la crisis

Desde la derecha, Javier Martínez, José Luis Álvarez Almeida y Fernando Corral.

Desde la derecha, Javier Martínez, José Luis Álvarez Almeida y Fernando Corral. MIKI LÓPEZ

Asturias se ha convertido en el líder absoluto nacional en los indicadores turísticos del pasado verano, una vez que ayer se conocieron los datos correspondientes a los alojamientos extrahoteleros (camping, casas rurales y apartamentos turísticos), que revelaron que el turismo rural alcanzó su máximo histórico de pernoctaciones.

La caída del número de visitantes fue del 12,9 por ciento respecto del verano anterior, mientras que a nivel nacional el desplome llegó al 53,6 por ciento. Y mientras que las pernoctaciones en el Principado se contrajeron el 8,6 por ciento, la media nacional se dejó el 60,8. Pese a estos relativamente buenos datos, Otea, la patronal de la hostelería y el turismo, pide huir del triunfalismo porque los negocios han perdido más del 20 por ciento de rentabilidad y los ERTE pactados entre el Gobierno y los agentes sociales son insuficientes para afrontar la crisis que se avecina este otoño y el invierno.

Un total de 697.526 turistas visitaron el Principado durante el pasado verano, cuando se registraron 2.246.226 estancias, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El turismo rural alcanzó su máximo histórico, con 512.608 pernoctaciones.

Fernando Corral, vicepresidente del área de hotelería, reclamó prudencia y huir de "mensajes triunfalistas", porque la rentabilidad de los negocios ha caído en lo que va de año más del 20 por ciento, y "es lógico" que las regiones del Norte lideren los datos nacionales de ocupación "porque el turismo internacional tiene menos incidencia" que en las del Mediterráneo y el sur del país. "Una ocupación media anual por debajo del 50 por ciento, no es rentable para las empresas de alojamiento, y en Asturias está siendo inferior", afirmó.

La patronal Otea, como la de otras comunidades autónomas y Hostelería de España, está en desacuerdo con el pacto de los nuevos ERTE suscrito por el Gobierno y los agentes sociales. El presidente en funciones de la asociación, José Luis Álvarez Almeida, indicó que se está analizando "la letra pequeña" para presentar varias alegaciones, aun siendo conscientes de que "tiene difícil arreglo porque ya está firmado". Pero añadió, acompañado también del vicepresidente del área de restauración, Javier Martínez, que "se favorece, por ejemplo, a un hotel con exoneraciones a la cotización de la Seguridad Social de sus trabajadores en ERTE, pero no a la cafetería que está al lado de ese hotel. Y eso es claramente injusto".

Otro de los asuntos a los que se refirieron Álvarez Almeida y los dos vicepresidentes de Otea fue el de las elecciones a la cúpula de la patronal, que se celebrarán el próximo martes, día 6.

La candidatura crítica que encabeza César Telenti ha solicitado la nulidad de todo el proceso electoral, al entender que se incumplen los estatutos de la organización y que no está siendo un proceso limpio y justo.

Álvarez Almeida aseguró que las elecciones de Otea se han convocado "en tiempo y forma" y cargó duramente contra Telenti, al que tachó de "riesgo" para el sector y tener como única estrategia la "difamación" porque no le salen los números para ganar, y como único objetivo, acabar con Otea.

Compartir el artículo

stats