07 de octubre de 2020
07.10.2020
La Nueva España

El sistema de alerta de los geriátricos de Asturias ante el covid, seleccionado para unos premios europeos

El modelo permitió "agilizar la respuesta en todos los centros y tener información diaria" básica, según el Principado

07.10.2020 | 18:28
Una de las residencias de ancianos de Asturias, durante el estado de alerta.

El sistema de vigilancia y alerta temprana ante el covid-19 creado por la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar para la gestión de la pandemia en todas las residencias de mayores de Asturias ha sido preseleccionado en los Premios Europeos de Servicios Sociales (ESSA) 2020, concretamente en la categoría de Herramienta Tecnológica.

La plataforma ESN, compuesta por profesionales de entidades de los servicios sociales de 30 países europeos, es la entidad promotora de este galardón.

El impacto del coronavirus, que en la primera ola de la pandemia en Asturias afectó principalmente a las residencia de mayores, donde viven personas vulnerables por su edad y porque en su mayoría tienen enfermedades de base, "se articuló en el marco de la coordinación sociosanitaria y permitió llevar a cabo un registro diario de la situación de todas estas instalaciones y centros para personas con discapacidad, tanto públicos como privados, para agilizar la respuesta", sostenen desde el Principado.

El procedimiento, diseñado por la Dirección General de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social, se inició el 16 de marzo y no consistió únicamente en la recopilación de la información, sino que activó un mecanismo de consolidación y análisis de datos con la ayuda del Servicio de Inspección y Acreditación, dependiente de la Dirección General de Gestión de Derechos Sociales, y de la gerencia del ERA. Además, "se contrastaron todos los registros de cada centro, de forma individual, siempre que no pasasen la primera verificación realizada desde el Observatorio Asturiano de Servicios Sociales", describen.

"Era fundamental obtener datos prácticamente en tiempo real; una información vital para concentrar los esfuerzos donde se registraran brotes y optimizar la planificación de recursos", ha explicado la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez.

A su juicio, el sistema de alerta temprana supuso "todo un desafío, ya que en este marco conviven el sector público, el privado y el tercer sector y tienen modelos de gestión muy heterogéneos". "Ha sido el ejemplo de que cuando se quiere trabajar en equipo se puede, y el resultado siempre es mejor con colaboración", ha agregado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook