Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Somao, parcelas de dos metros por vecino para la entrega del "Pueblo ejemplar"

Solo vecinos identificadas con códigos de barras podrán asistir en el parque a la entrega del premio y no habrá comida con los Reyes

Vecinos de Somao celebrando en el parque la concesión del premio "Pueblo ejemplar".

Vecinos de Somao celebrando en el parque la concesión del premio "Pueblo ejemplar". IRMA COLLÍN

A Somao (Pravia) siempre se le recordará como el "Pueblo ejemplar" de la pandemia. El núcleo premiado este año tiene que cumplir un estricto protocolo sanitario para la visita de los Reyes el próximo 17 de octubre. El recorrido será más corto y el aforo está reducido solo a vecinos debidamente acreditados y colocados por parcelas para guardar la distancia de seguridad. Por supuesto, todo el mundo llevará mascarilla y no hará falta que se la quiten para la comida con los Reyes porque no la habrá. Comienza la cuenta atrás para la celebración del "Pueblo ejemplar" más atípica de la historia.

El aforo reducido es el tema que más quebraderos de cabeza les está causando a los impulsores de la candidatura. Las normas de Casa Real son estrictas y solo permiten acceder al parque -donde el Rey dará su discurso- a un número limitado de personas. Para cubrir las plazas se parte de las 300 personas que figuran en el censo y, a partir de ahí, trabajan con una segunda lista para acreditar a familiares no censados y vecinos que no están en el padrón. Todas tendrán una tarjeta con su nombre, DNI y un código de barras que revisará la seguridad de Sus Majestades en los accesos. "Serán invitaciones personales e intransferibles", comenta Francisco Cascallar, alcalde pedáneo de Somao. Una vez cerrada la lista, todos tendrán su trocito de parque: dos metros cuadrados por persona para guardar la distancia de seguridad. Parejas y familias convivientes sí podrán formar grupos.

Entre quienes esperan la aprobación de esa segunda lista de acreditados está Sonia Artime, que se fue del pueblo cuando se casó pero acude casi a diario porque allí están sus amigos y familiares. Ella se lo toma con filosofía: "Si puedo ir, estupendo; si no, lo veré por televisión. La salud es lo primero".

El itinerario por Somao de Felipe VI, la Reina Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía será más corto y tendrá menos paradas que en otras ediciones del "Pueblo ejemplar" con el fin de evitar aglomeraciones.

La visita planteada hasta el momento comienza en "Villaradis", una casa indiana de segunda generación, y sigue por el palacio contiguo, "La Casona". Los jardines de este -donde se encuentra un panteón familiar de gran valor arquitectónico- servirán de "atajo" para seguir el recorrido hacia "El Noceo", el caserón levantado por José Menéndez Viña, el primer somadiense que partió a Cuba cuando tenía 12 años.

El recorrido continúa hacia el museo de José Antonio Castañón, el que fuera presidente del Museo de Bellas Artes de Asturias entre 1980 y 1995 y conservador del mismo hasta su jubilación en 2003. Allí podrán ver pinturas y esculturas de artistas asturianos nacidos entre 1900 y 1985, objetos etnográficos rurales, cerámica asturiana, máquinas de escribir y de fotografía antiguas y carteles de cine de otra época. El museo estará abierto para todos los vecinos durante la semana anterior a la visita real. El resto del año, se puede acudir de forma gratuita previo aviso.

El paseo terminará en el parque donde esperará el grueso de los vecinos, entre ellos representantes de las asociaciones locales y del tejido empresarial del pueblo. Allí hablará el alcalde y tendrá lugar el discurso del Rey Felipe VI. Para terminar, los Reyes visitarán el interior de la iglesia y se destapará la placa que acredita a Somao como "Pueblo ejemplar". En este punto se acaba el acto institucional. No habrá comida campestre con los vecinos, como es habitual en esta celebración. Aun así, Somao trabaja contra reloj para mostrar su mejor cara.

Hay faena en cada esquina: se han limpiado caminos y las áreas recreativas, se va alquitranar gran parte de la carretera general, las escuelas y la balaustrada que abraza el parque reciben una mano de pintura... Un sinfín de detalles al que se suma la instalación de fibra óptica para mejorar la calidad de internet, algo muy necesario en la zona rural. Todo está casi listo para recibir a los Reyes y vivir la fiesta en modo pandemia: con cautela y la mascarilla puesta.

Compartir el artículo

stats