En su escrito de respuesta a la querella de Foro Asturias contra Francisco Álvarez-Cascos, este admite que cobró entre 2011 y 2019 la cantidad de 1.024.957,57 euros, que tras las retenciones, quedaron reducidos a 647.638,30 euros, unos 8.000 euros al mes. El exministro, defendido por Luis Tuero, reclama infinidad de pruebas, desde informes de fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre Foro, el listado de cuentas del partido, poderes notariales, actas de comisiones directivas que aprobaron las cuentas, incluso la demanda de protección del honor presentada por Foro contra Fidel Sánchez en 2013, en la que los firmantes de la actual querella negaban la opacidad de las cuentas de Foro y que éste estuviese al servicio de Cascos.