La residencia geriátrica de Grado, de la red pública del ERA, que fue la más castigada en la primera ola de la pandemia, está ahora libre de contagios, según fuentes del Principado.

Toda la plantilla y los residentes se sometieron durante el pasado sábado a una toma de muestras para realizar pruebas PCR de control. Los resultados se conocieron ayer sin que se registrase ningún contagio, indicaron las mismas fuentes.

En total, el número de casos que se han confirmado hasta ahora en la segunda ola (desde el 28 de julio) en las residencias asciende a 175 personas: 89 trabajadores y 86 residentes. Son cuatro los fallecidos. Lejos quedan estas cifras de las estremecedoras de la primera ola (del 31 de enero hasta el verano), donde se llegaron a acumular 1.156 casos de covid en los centros de mayores del Principado, correspondientes a 909 usuarios y 247 empleados, con 283 fallecidos.

Los geriátricos públicos en Asturias actualmente con contagios son Lastres (Colunga), El Nodo. En el primero hay un trabajador que ha dado positivo, según la Dirección General de Salud Pública, pero el resto de personas (tanto residentes como trabajadores) ha dado negativo.

Lo mismo sucede en los demás, salvo en Gijón. En esta última residencia hay dos positivos entre los trabajadores del centro.

De los centros privados que han registrado casos en lo que va de segunda ola, 52, no hay datos.