14 de octubre de 2020
14.10.2020
La Nueva España

Asturias vuelve a la fase 2 de la desescalada: estas son las nuevas restricciones para luchar contra el coronavirus

Adrián Barbón ha pedido "autoconfinamiento" a la población: "Hay que pasar el mayor tiempo posible en la intimidad del hogar" | Se anula el consumo en barras hosteleras, se reduce aforo en centros comerciales y en velatorios y actos religiosos

14.10.2020 | 18:35
Asturias vuelve a la fase 2 de la desescalada: estas son las nuevas restricciones para luchar contra el coronavirus

Asturias vuelve a la fase 2 de la desescalada. Así lo anunció hoy en rueda de prensa el presidente regional, Adrián Barbón. Eso sí, "no será igual a la que vivimos hace meses, será una fase 2 actualizada por lo que conocemos ahora de más sobre el virus", aseguró el máximo responsable del gobierno de Asturias. Tal como había adelantado LA NUEVA ESPAÑA  -desde el fin de semana se conocía la intención de aplicar restricciones-, las autoridades asturianas vuelven a recurrir a la reducción de aforos y el cierre de barras hosteleras, entre otras medidas, para contener la pandemia.

Las medidas anunciadas hoy (que se implementarán durante 15 días y entrarán en vigor a las doce de la noche de hoy, previa publicación en el BOPA esta tarde) deberán ir de la mano de la "responsabilidad individual": "Hay que pasar el mayor tiempo posible en la intimidad del hogar", afirmó el Presidente, haciendo hincapié en que las medidas se podrán revisar en los próximos días. A la baja, o al alta: "No se descarta un escenario de cierre de actividad e incluso de llegar a pedir el estado de alarma si es necesario", comentó Barbón. La alerta naranja en los territorios en los que está declarada se mantiene. Asimismo, no se han especificado medidas específicas en el ámbito de la educación, salvo en la Univerdiad, donde se recomienda el teletrabajo. 

El consejero de Salud, Pablo Fernández, hizo una evaluación de la situación: Hoy miércoles se han notificado 24 brotes activos, 18 surgidos esta misma semana. "Hay 258 casos positivos relacionados con los brotes, con una media de contagios por brote de más de 10 personas", afirmó el consejero de Sanidad. "Y todo, siendo hoy 14 de octubre, cuando el invierno no ha llegado, hay que evitar los casos graves y la mortalidad", enfatizó por su parte Rafael Cofiño, director general de Salud Pública, como alusión a que la situación podría empeorar.

Respecto al dato que tanto se ha popularizado sobre la Incidencia Acumulada a 14 días (el indicador por el que se confinó a Madrid), el Presidente regional comentó que "está ahora, en Asturias, en 186 casos por 100.000 habitantes, cuando la media española es de 265 casos por cien mil. Dije que este Gobierno no iba a esperar a superar la barrera de los 200 casos para tomar medidas y por eso estamos hoy aquí". Barbón recordó que "en Asturias fuimos los mejores durante semanas y meses, y así lo dijimos. Ahora ya no lo somos y también hay que decirlo".

Las nuevas restricciones

  • Evitar actuaciones en los interiores en espacios mal ventilados o con muchas personas. Aumentar la protección de personas mayores que viven fuera de las residencias.
  • Se prohíbe el servicio en barra excepto para recoger pedidos.
  • Desde las 22 horas se prohíbe la venta de alcohol en gasolineras ni en ningún tipo de comercio minoristas.
  • Se limita a 25 personas los asistentes a funerales o actos religiosos al aire libre y a 15 personas en recintos cerrados.
  • Se recomienda aplazar actividades no fundamentales.
  • Se recomienda posponer cualquier actividad familiar o social.
  • Se restringen los grupos a 6 personas.
  • Se evaluará los eventos multitudinarios que ya habían sido aprobados.
  • En relación con poblaciones vulnerables en entornos no residenciales se recomienda priorizar sus salidas a espacios al aire libre y que eviten lugares cerrados.
  • Se recomienda posponer actividades y oficios religiosos.
  • Se considera clave el mantenimeinto de la actividad en centros educativos, pero en la Universidad se recomienda el teletrabajo.
  • En los gimnasios no se podrán usar las duchas y cada usuario deberá llevar un registro de sus contactos. El acceso será sólo con cita previa y las clases grupales podrán contar con un máximo de 10 personas.
  • En caso de trabajadores de centros sociosanitarios se recomienda un registro con los contactos estrechos que se tienen de forma periódica.
  • Se reduce el aforo en lugares comunes de centros comerciales.


Estas son las medidas principales, pero en el BOPA se publica un paquete de 30 puntos a tener en cuenta en esta fase 2 actualizada. Puedes consultar todas las medidas aquí. 

Barbón reconoció esta mañana que los datos de la pandemia son "preocupantes" y que exigen una actuación inmediata. Y lo hizo poco antes de reunir al Comité de Seguimiento de la Nueva Normalidad, formado por el Gobierno de Asturias, la Delegación del Gobierno y la Federación Asturiana de Concejos. Asistieron también el vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño; las consejeras de Presidencia, Rita Camblor; de Educación, Carmen Suárez, y de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, y el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz.

Sin restricciones en ámbitos culturales

El presidente regional también aclaró la razón por la que no se introducen restricciones de aforos ni en cines, ni en teatros ni actividades culturales. Y dijo que "se ha visto que ahí no hay brotes. No están surgiendo brotes en ese tipo de actividades. Y por eso no se adoptan medidas restrictivas".

El presidente asturiano aclaró que el objetivo claro de la región es volver a bajar de la tasa de 100 contagios por cien mil habitantes (ahora la tiene en 186) como incidencia acumulada a 14 días, y no superar tampoco el 5% de positividad del total de las pruebas de PCR que se realizan a diario. Con los datos más actualizados Asturias tiene casi el 6% de positividad.

Finalmente Adrián Barbón pidió a los asturianos que se comprometan con dos acciones de gran interes: la vacunación de la gripe y la instalación de la apliación del radar covid, "que solo será de utilidad si muchos la tenemos instalada", afirmó.

Los rastreadores, a punto del colapso

El aumento del número de infectados por coronavirus, y el consiguiente incremento del volumen de contactos estrechos que han de ser seguidos, está poniendo a prueba el sistema de rastreo que desde el pasado mayo tiene en marcha la Consejería de Salud del Principado. Las cifras son elocuentes. En las últimas semanas, la propagación del virus se ha acelerado, y de alrededor de un centenar de casos nuevos al día se ha pasado al entorno de los dos centenares. Si se tiene en cuenta que cada positivo reporta a los rastreadores una media de cinco o seis contactos estrechos a los que hay que aislar y vigilar, se deduce que cada día los encargados del rastreo tienen que comunicarse con entre 1.000 y 1.200 contactos estrechos nuevos, que se suman al seguimiento de detectados en los días anteriores que aún no han concluido sus cuarentenas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook