14 de octubre de 2020
14.10.2020
La Nueva España

El Rector da positivo y Salud hará un cribado en la Clínica de Odontología

La Universidad de Oviedo contabilizaba hasta el pasado fin de semana 155 casos activos en 18 de sus centros | La directora de la Politécnica de Mieres defiende que la continuidad de las clases se basa en los protocolos sanitarios

14.10.2020 | 01:10
El Rector da positivo y Salud hará un cribado en la Clínica de Odontología

El impacto del coronavirus en la Universidad de Oviedo llega al Rector. Santiago García Granda se encuentra confinado en su casa tras dar positivo en covid-19 y no podrá acudir el próximo viernes a los actos de entrega de los premios Princesa, de los que es patrono. Mientras tanto, la Consejería de Salud decidió ayer realizar un cribado a todo el alumnado y a los profesores de Odontología, como consecuencia del brote declarado tras una fiesta estudiantil que tuvo lugar en el primer fin de semana de octubre y fuera de las dependencias universitarias.

El Rector, tras haber dado positivo el pasado sábado no ha desarrollado síntomas, lo que le ha permitido durante la jornada de ayer continuar tanto con su actividad docente como institucional, de manera telemática. La mayor repercusión en su agenda será la cancelación de la asistencia a la entrega de los Premios Princesa de Asturias, prevista para este próximo viernes en una ceremonia reducida que tendrá como escenario el hotel de la Reconquista de Oviedo y no el Teatro Campoamor, como era habitual.

La Consejería de Salud, por otra parte, confirmó ayer que hará un cribado de pruebas a todos los alumnos y profesores de la Clínica Universitaria de Odontología como consecuencia del brote de contagios que tuvo su origen en una fiesta estudiantil, celebrada en el primer fin de semana de octubre. Hasta el momento, hay nueve casos positivos entre el alumnado del centro, de los cursos comprendidos entre 3º y 5º, así como el de un hermano de uno de los alumnos contagiados. Las clases teóricas y prácticas que se impartían a esos tres cursos, en el edificio de la Clínica Universitaria de Odontología, han quedado suspendidas en su modalidad presencial, aunque el protocolo de la institución prevé la continuidad de las que puedan desarrollar en formato online.

En diversos círculos universitarios ha sentado mal este brote, por su origen en una actividad extrauniversitaria, y se han pedido medidas ejemplares como las expulsiones decididas por la Universidad de Salamanca.

La Universidad de Oviedo tenía registrados hasta el pasado fin de semana un total de 155 casos activos y 34 pruebas PCR positivas en 18 de sus centros y personal. El mayor volumen se localizaba en las facultades de Derecho; Economía y Empresa y en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, con 20, 19 y 16 casos, respectivamente.

Miembros de la comunidad académica del campus de Mieres trasladaron ayer su inquietud por el hecho de que las clases continúen pese a la declaración del estado de alerta naranja, que tuvo lugar en ese municipio la pasada semana. La dirección de Salud Pública atribuyó esta declaración al incremento de la incidencia de forma progresiva en el concejo en las últimas semanas, así como a la aparición de un brote en una residencia de mayores y a casos aislados de difícil trazabilidad. Pero se optó por mantener la actividad docente con normalidad, eso sí intensificando las medidas de protección y seguridad.

La Escuela Politécnica de Ingeniería de Mieres tenía reconocidos el jueves 8 casos activos y una PCR positiva. "Aunque en principio se afirmaba que, si un municipio estaba en alerta naranja, el centro debería cerrarse, ahora nos contestan desde la propia Escuela que, pese a haber casos confirmados, tenemos que seguir asistiendo a las clases, con el miedo y el riesgo que conlleva".

Desde la citada Escuela, su directora, Asun Cámara, se desmarcó de estas declaraciones, y subrayó que "tienen como objetivo desinformar y hacer daño".

Según la profesora Cámara, "en la Escuela hay un caso de covid confirmado y siete contactos estrechos que ya han dado negativo". La directora de la Politécnica de Mieres agregó: "Hemos seguido escrupulosamente los protocolos que nos han dado la Dirección General de Salud Pública y la Gerencia de la Universidad. Y según estas indicaciones, la situación epidemiológica del concejo de Mieres no impide que las clases puedan continuar con normalidad porque lo que se ha detectado son focos muy localizados y ajenos a las instalaciones universitarias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook