El madrileño acusado de acosar e intercambiar pornografía con un joven de 15 años de Ribadedeva y que había sido absuelto por el Juzgado de lo penal número 1 de Oviedo, ha sido condenado ahora por los mismos hechos por otro juez a un año de prisión, otros dos de libertad vigilada y al pago de 1.000 euros de indemnización. El primer juez había considerado que la menor no había sido "embaucada", y que carecía de "inocencia" y "candor" en materia sexual. El fiscal, que pedía para el acusado tres años, y la acusación particular recurrieron la absolución ante la Audiencia, que anuló el fallo y ordenó repetir el juicio, con otro juez.

El acusado había remitido una foto de su pene erecto a la menor. Ésta terminó enviándole fotos de ella desnuda. El primer juez entendía que se trataba de imágenes eróticas, no pornográficas, por lo que no cabía condenar por exhibición de material pornográfico. R. R. L., ahora de 41 años, dijo que creía que ella "tenía 20 años".