Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recorte del cupo es "ineficaz" y hunde a las sociedades, critican los pescadores

Los ribereños afean al Principado el cambio de criterio tras plantearles inicialmente mantener las mismas normas de la última temporada

El recorte del cupo es "ineficaz" y hunde a las sociedades, critican los pescadores

El recorte del cupo es "ineficaz" y hunde a las sociedades, critican los pescadores

La previsión del Principado de reducir el cupo diario de capturas de salmón y trucha de la próxima temporada de pesca ha sentado como un tiro a los colectivos de ribereños del Principado, que opinan que la medida no servirá más que para "desmantelar" las asociaciones, por la desmotivación de sus miembros, y que será inútil de cara a la recuperación de las especies, argumento para la regulación restrictiva.

Según el borrador que maneja la administración regional, previsto para publicarse en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) antes del próximo 1 de noviembre, el número de salmones que se podrán capturar por pescador y temporada, se reduce de 4 ejemplares a 3. En cuanto a trucha y reo, de las 6 piezas de la anterior campaña se pasará a únicamente 3 ejemplares por pescador y día.

Las reacciones en el mundo de la pesca no se han hecho esperar. Las asociaciones de pescadores se sienten "engañadas", ya que en una reunión previa se les había comunicado que no habría modificaciones sustanciales. En el Oriente, el colectivo "El Esmerillón", por medio de su presidente, Antón Caldevilla, califica de "despropósito" el borrador que les hicieron llegar sobre la normativa de pesca en aguas continentales asturianas para la venidera campaña de 2021.

Lo mismo ocurre en el Occidente. Dice Emilio Fernández, presidente del club de pesca "La Socala", de Valdés, que la primera directriz que recibieron este año de Pesca es que la normativa se mantendría idéntica a la última temporada. "Nos pareció una decisión acertada y así lo votaron los socios. Nuestra sorpresa es este cambio, que no se debatió, así que mi propuesta en el Consejo de Pesca del lunes será que se mantenga la última normativa", precisa. Por su parte, la sociedad de pescadores "Las Mestas del Narcea" teme que el recorte de cupos de capturas de salmón, de 4 a 3, en los ríos asturianos no servirá para recuperar la población de la especie "porque quitar un salmón del cupo anterior de cuatro no es una medida efectiva para la recuperación de la especie y sí restrictiva para los pescadores", señala su presidente, Enrique Berrocal.

A su juicio, la Administración debe realizar otro tipo de actuaciones para que haya más salmones en los cauces: "Si hay ese trabajo hecho es gracias a las asociaciones", apostilla. Se refiere, entre otros, al proyecto de repoblación que lleva adelante su colectivo en la estación ictiogénica de Quintana (Pravia) con ejemplares salvajes cedidos por los pescadores, con los que hacen una reproducción en ciclo cerrado para soltar después los alevines a los ríos. "En los últimos 15 años cada vez se va recortando más el cupo pero no se ejecutan otras acciones eficaces para que haya más peces", lamenta.

Además, "Las Mestas" entiende que con la normativa presentada se rompe el compromiso adquirido por el Principado para mantener los mismos requisitos que en 2020 que realizó con las asociaciones de pescadores. Y la bajada de cupos de trucha y salmón "lo que va a hacer es desmantelar las asociaciones", afirma. El colectivo cree que la bajada de cupos restará licencias en 2021 y, por lo tanto, la viabilidad de las sociedades de pescadores.

Lo dice porque muchos pescadores aficionados en la cuenca del Nalón-Narcea son de fuera de Asturias. "Nadie va a coger y venir desde Madrid o Salamanca para pescar tres truchas", dice. Por otro lado, defiende que los pescadores de salmón que no van a la trucha solo van al río en la temporada de muerte del salmón y que, en la mayoría de los casos, no llegan a capturar el máximo de ejemplares permitido.

Berrocal añade que hay mucho malestar entre los aficionados, quienes no entienden la bajada de cupos. Y en los últimos días no han parado de presentar sus reclamaciones a la regulación prevista para 2021. "Lo que pase en 2022 será otra cosa, pero estos cambios no estaban en el compromiso de la Consejería", señala.

Finalmente, la asociación de pescadores "Fuentes del Narcea" prefiere no entrar a valorar el borrador de la nueva normativa de pesca, que el lunes se debatirá en el Consejo de Pesca. El presidente del colectivo, Román Herrero, afea que este año la normativa se haya politizado, lo que considera que "desvirtúa el Consejo de Pesca y a las asociaciones, que ahora poco vamos a tener que decir".

Se refiere así a la denuncia pública realizada desde el PP sobre el contenido del borrador, lo que califica como "un pulso que se ha hecho al consejero y al director general desde una formación política" y que cree que ahora significará que el debate que se inicie esté "viciado". Para la asociación esta situación es "incomprensible" y aseguran que no quieren entrar en la disputa porque "somos apolíticos" y añade que "se deberían haber seguido los pasos y los tiempos establecidos" a la hora de valorar un documento que aún debía ser discutido.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats