18 de octubre de 2020
18.10.2020
La Nueva España
Discurso de Felipe VI

Un porvenir próspero desde el campo

17.10.2020 | 23:53
La Princesa Leonor entrega el diploma de "Pueblo ejemplar" a Pablo Martínez, secretario de la parroquia rural de Somao.

Queridas y queridos vecinos.

Como os ha dicho la Princesa, venir hoy a Somao, a este bello rincón asturiano del municipio de Pravia, y entregaros el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias, es sin duda una gran alegría para nosotros. Temíamos -como supongo que también vosotros- que no pudiera ser? La pandemia de la covid-19 lo altera casi todo. Pero nos reconforta vernos aquí con vosotros y nos da esperanza. Sabemos el esfuerzo y la ilusión que hay detrás de este premio y que hoy lo recibís con todo merecimiento; aunque -es verdad- sin poderlo celebrar como merecéis y como todos anhelábamos.

Aun así, y con las limitaciones inevitables, para la Princesa de Asturias, y también para La Reina, la Infanta Sofía y para mí (como para la Fundación Princesa de Asturias), es muy importante venir a daros la enhorabuena en persona y poder compartir con vosotros, estas horas de alegría y de celebración.

Vuestra actitud y vuestra capacidad de adaptación ha sido y está siendo admirable. Y os aseguro que este día, aunque nos gustaría que las circunstancias fueran mejores, está siendo inolvidable para nosotros, un día muy especial. Pero acaso porque, pese a todo, habéis preparado todo con tanto cariño y cuidado, brilla de un modo especial vuestra unidad, la ayuda fraternal entre vecinos, la solidaridad y la compañía mutua que, estoy seguro, os hacen más fuertes y os proporcionan muchas satisfacciones. Hoy sois ejemplo para todos.

Vuestra historia y vuestras tradiciones están unidas a las de tantos vecinos vuestros que se fueron a América en busca de nuevas oportunidades. Quiero recordarlos hoy a todos, a los que regresaron triunfadores y también a los que no volvieron nunca o lo hicieron después de ver rotos muchos de sus sueños. Todos merecen nuestro reconocimiento y nuestra gratitud. Aquellos que alcanzaron el éxito os han dejado en Somao un hermoso legado que es la mejor prueba de su generosidad hacia la tierra que los vio nacer.

Ahora, cuando vuestra vida está llena de vitalidad y de afán de progreso, las lecciones del pasado os ayudan a buscar nuevas y fructíferas formas de futuro. Como ellos, soportando dificultades y superando obstáculos, conscientes del riesgo de emprender, abiertos al diálogo y a la cooperación vecinal, estáis construyendo una vida mejor para todos.

También por ello sois un ejemplo de que en el campo se puede construir un porvenir próspero. La actitud llena de esperanza de los vecinos más jóvenes de Somao es un símbolo de lo mejor que anida en nuestra juventud y un espejo en el que muchas personas deben mirarse. Sé que sentís, como yo, que todos formamos parte de un proyecto común mucho más amplio, más diverso y prometedor, lleno de esperanza y de posibilidades.

Os felicitamos por la forma tan positiva y llena de verdad con la que ponéis en práctica todos esos valores. Y os felicitamos porque sabemos que lo mejor de Somao sois vosotros.

Formáis parte entrañable de esa ciudadanía comprometida y solidaria que la Reina y yo hemos conocido un poco mejor a lo largo de estos meses en los que hemos viajado a diferentes rincones de España. De ellos, como aquí, escuchamos sus inquietudes, conocimos sus preocupaciones y sus esperanzas, proyectos y sueños. Y también apreciamos los lazos de afecto, cariño y cuidado vecinal que construyen, día a día, una convivencia pacífica y que sabemos que entre vosotros son especialmente fuertes. Todo ello nos emociona de manera extraordinaria.

No quiero terminar estas palabras sin enviar un recuerdo muy especial a todos los Pueblos Ejemplares, cuyos representantes no han podido acompañarnos hoy. Han dado, en estos meses pasados, muestra de los valores que en su día les reconocimos al concederles el premio y les felicitamos por ello. Y desde Somao y Pravia animamos a todos en Asturias a seguir presentando candidaturas.

Agradezco al jurado, que tampoco nos ha podido acompañar en este acto, su labor y su compromiso; y os reitero nuestra enhorabuena por este Premio.

Recordaremos siempre vuestro cariño y vuestro recibimiento. No olvidaremos nunca este día. Nunca olvidaremos vuestra ejemplaridad.

Gracias a todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído