Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerrar bares en Asturias a las 11 de la noche, medida inminente ante el contagio

La región suma 269 infectados y siete muertos por coronavirus, cifras récord en la actual fase de la enfermedad | La Consejería sostiene que la situación de Asturias es crítica, lo que puede dar pie a adoptar medidas más duras que las vigentes

Cerrar bares en Asturias a las 11 de la noche, medida inminente ante el contagio

Cerrar bares en Asturias a las 11 de la noche, medida inminente ante el contagio

La Consejería de Salud del Principado estudiará hoy la posibilidad de decretar el cierre de los bares a las 23.00 horas. Esta es la opción que está sobre la mesa después de que ayer el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaran que en las zonas de más incidencia de

Del documento técnico de evaluación de la pandemia consensuado ayer por todas las administraciobes, cabe inferir que de los cuatro niveles de alerta establecidos, Asturias se encuentra entre el segundo y el tercero, lo que da pie al Gobierno de Adrián Barbón para adoptar medidas más restrictivas que las que implica la fase 2 modificada, implantada el pasado jueves.

La situación pandémica de Asturias es "crítica", indicaron ayer fuentes sanitarias. El consejero de Salud, Pablo Fernández, concretó que se está produciendo un crecimiento importante de la incidencia del virus "entre los 15 y los 29 años" y también de la ocupación de camas hospitalarias. Los datos difundidos ayer avalan la valoración del titular de Salud. El Principado notificó 269 nuevos casos de coronavirus, diagnosticados el miércoles. Esta cifra iguala el registro diario más elevado de la segunda oleada pandémica, que se produjo el pasado sábado. Otro dato muy negativo: el miércoles fallecieron seis personas: tres hombres de 74, 75 y 98 años de edad y tres mujeres de 65, 88 y 93 años. Seis muertos marcan también el registro más elevado de la actual fase de la crisis sanitaria. Y ayer, al cierre de esta edición, el contador digital de la Consejería apuntaba un deceso más, lo que eleva las víctimas mortales a 390.

Estos seis muertos en un día constituyen también el registro más elevado de la actual fase de la crisis sanitaria. Tres de los fallecidos eran usuarios de residencias de mayores, un dato que viene a evidenciar que parte del salto cualitativo de la pandemia en la región tiene su origen en la reentrada del virus en los centros geriátricos.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) realizó anteayer 4.763 pruebas PCR. De este modo, la tasa de positividad se sitúa en el 5,6 por ciento, por encima del 5 por ciento que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como tope para considerar que la pandemia está bajo control.

Según los datos facilitados ayer por la Consejería, en 24 horas se registraron 41 ingresos por coronavirus. También se produjeron altas. De manera que la cifra de hospitalizados no creció mucho: de 299 anteayer a 303 ayer._Este último dato se desglosa en 264 infectados en planta y 39 en unidades de cuidados intensivos (UCI). Además, están ingresados 29 enfermos que presentan sospechas de infección.

El presidente del Principado presidirá esta tarde, a partir de las 16.30 horas, una reunión de la comisión interadministrativa para el seguimiento de la "nueva normalidad" en Asturias, en la que participan representantes de la Delegación del Gobierno y de la Federación Asturiana de Concejos (FACC). Este tipo de reuniones son el escenario habitual en el que el Gobierno regional adopta medidas referidas a la pandemia de covid-19.

La situación hospitalaria en Asturias se ha complicado de forma notable en los últimos días. Los centros sanitarios están abriendo nuevas plantas para infectados y sospechosos, y también más espacios en las UCI. ¿Cuál es el problema adicional? Que los meses de octubre y noviembre son tradicionalmente periodos de elevada actividad sanitaria, al estar situados entre las vacaciones de verano y el mes de diciembre (con el puente de la Constitución y la Inmaculada y la Navidad). Por este motivo, venía siendo alto el ritmo de intervenciones quirúrgicas, que ahora, por las apreturas de espacio, han empezado a verse aplazadas salvo en el caso de las urgentes. Otra dificultad para iniciar nuevas actividades de tratamiento del coronavirus es la escasez de personal de enfermería, que ha llevado al Principado a movilizar a los enfermeros residentes (en fase de formación).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats