La compañía asturiana Alsa opta con muchas posibilidades de adjudicación a un contrato para operar en el área metropolitana de Oporto tras lograr, en alianza con el grupo Transvia, la explotación durante siete años (ampliables a nueve) de más de cien líneas de viajeros en la zona sudeste del área metropolitana de Lisboa, que integra seis municipios, entre ellos Setubal. En Lisboa moverá 237 vehículos, 350 empleados y una facturación de 185 millones anuales a partir de fines de 2021.

Alsa, que ya tuvo implantación en Portugal en el pasado, regresa ahora al país, en el que en la actualidad sólo operaba con rutas internacionales. Portugal se convierte en el séptimo país en el que tiene actividad estable el grupo asturiano, tras España, Marruecos, Malta, Suiza, Puerto Rico y rutas fronterizas entre Suiza y Francia.