Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Si nos restringen más el horario no llegaremos a la Semana Santa"

Miguel Ángel de Dios.

Miguel Ángel de Dios. IRMA COLLÍN

Miguel Ángel de Dios acepta "con respeto" las restricciones establecidas por la administración regional, pero lanza una advertencia a quienes barajen la posibilidad de prohibir la entrada de clientes en bares y restaurantes a partir de las nueve de la noche. "Si nos restringen más los horarios no llegaremos a Semana Santa", señala el gerente del Bodegón de Teatinos, que este fin de semana asegura haber sufrido los primeros efectos del cierre perimetral de Oviedo decretado por el gobierno del Principado. "El sábado el día estuvo bien y tuvimos gente, pero el domingo, que hacía mal tiempo, hubiésemos ganado dinero cerrando", apunta. El hostelero ovetense considera que en caso de establecerse el toque de queda a partir de las doce de la noche el sector tendría alguna oportunidad de sobrevivir. "Poder recibir clientes hasta las diez es clave para dar cenas y mantener muchos puestos de trabajo", defiende este profesional, convencido de que "la hostelería es segura" y pide a los clientes "confiar" en el sector.

Compartir el artículo

stats