La Consejería de Educación ha traslado a los equipos directivos de los centros públicos un boletín con instrucciones que facilitan la conciliación laboral y familiar del personal docente en supuestos vinculados con la covid-19 que no están cubiertos con una incapacidad temporal.

Las nuevas indicaciones concretan que se concederá un permiso por deber inexcusable a aquellos docentes que tengan a su cargo menores de 14 años, personas mayores o dependientes confinadas pero sin un diagnóstico confirmado de coronavirus. El profesorado que lo solicite deberá acreditar la imposibilidad de teletrabajar, de cambiar de turno o de flexibilizar la jornada. También deberá justificar que no existe nadie que pueda hacerse cargo de las personas citadas.

 Educación ha elaborado estas instrucciones específicamente para el personal docente que trabaja en centros educativos públicos sujetos al calendario escolar.

 El director general de Personal Docente, José Manuel López, ha explicado que con esta medida se cubre un vacío legal detectado en determinadas situaciones relacionadas con el coronavirus que no estaban cubiertas por los protocolos de la Consejería de Salud ni por los de Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático.