Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, laboratorio del 5G

Ciencia impulsa la cátedra universitaria más cara: en 2021 creará un campo de pruebas sobre la tecnología móvil del futuro abierto al ámbito académico y a las empresas para situar a la región a la cabeza de las telecomunicaciones

La demanda reprimida y el 5G suben las ventas de smartphones tras primera ola

Asturias pondrá en marcha el año que viene en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón su primer laboratorio de 5G abierto al ámbito académico y al sector privado. La iniciativa, pionera en España, parte de la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, y tomará forma de cátedra universitaria; la más cara de la región con 150.000 euros en 2021 y 100.000 los tres años siguientes. El objetivo del Principado es situar a la comunidad a la cabeza del país en una nueva tecnología móvil “que va a cambiar el mundo”. “Queremos anticiparnos, generar conocimiento y transferirlo a las compañías. Hemos detectado que hay pocas personas formadas en 5G y que las empresas no están preparadas ante su llegada”, explica el director general de Innovación, Investigación y Transformación Digital, Iván Aitor Lucas del Amo.

La peculiaridad de la cátedra THIN5G (Tecnologías Habilitantes, Innovación y 5G), como así se llamará, es que funcionará como un laboratorio abierto –open lab–, en el que la Universidad de Oviedo y el sector privado trabajarán de la mano para desarrollar las primeras redes 5G. Ahora mismo solo existe una antena dotada de esta tecnología en Gijón. El Principado dará un paso más e impulsará un entorno 5G “real” en el campus universitario de Viesques, que quiere que funcione como campo de pruebas. Ello requerirá, no obstante, la implicación de las empresas, pues se trata de una tecnología “muy cara”, como subraya Rafael González Ayestarán, profesor del área de Teoría de la Señal y Comunicaciones de la Universidad de Oviedo y el profesional que dirigirá la cátedra.

“Para ofertar unos servicios mínimos, como es estudiar la cobertura para conectarse al 5G, ya nos situaríamos en unos 50.000 euros. Si necesitásemos un emulador de estación base, que se utiliza por ejemplo para analizar la señal, estaríamos hablando de 350.000 euros a un millón. Todo dependerá de la demanda que haya por parte de las empresas”, explica Rafael González. Y el sector privado, según avanza el director general de Telecomunicaciones, Iván Aitor Lucas, está “interesado”. De hecho, las conversaciones con algunas operadoras están ya “muy avanzadas”. Para su Consejería, el 5G, dice, es “un tema prioritario”, como así demuestra la dotación económica récord destinada a la cátedra.

“Asegurar una buena conexión a internet es una cuestión clave para el desarrollo económico del mundo rural y para aprovechar estrategias clave como el teletrabajo. Una de nuestras apuestas ha sido sentar las bases para el despliegue del 5G mediante la creación de un laboratorio abierto en esta tecnología, una iniciativa singular y pionera, que une investigación con innovación y que fomenta la transferencia de conocimiento”, apostilla el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez.

“Daremos más formación en 5G que en otros puntos de España”

Rafael González - Dirigirá la cátedra

decoration

Becas para jóvenes

La inversión anual de la cátedra no se utilizará solo para la compra de equipos del laboratorio, sino que también se reservarán recursos para la formación de profesionales y la concesión de becas. En ello incide Rafael González: “Los estudiantes de telecomunicaciones ya se forman en 5G, pero queremos crear una bolsa de futuros profesionales más especializados que en otros puntos de España y retenerlos aquí con ayudas”. El investigador de la Universidad de Oviedo también tiene en mente organizar conferencias y encuentros con empresas para crear “una red de colaboración 5G de la que nos retroalimentemos todos”. González aplaude la iniciativa del Principado, ya que supone avanzar en la investigación y, por otro lado, en la transferencia de conocimiento a las empresas. “Vamos a tener la capacidad de asesorarlos, de ayudarlos en las pruebas sin necesidad de que sean expertos en 5G”, menciona.

La cátedra, la segunda que pone en marcha la Consejería de Ciencia tras la de innovación con Regiolab, se firmará a finales de este año con la previsión de que entre en funcionamiento ya en enero. La intención de Iván Aitor Lucas es que el proyecto funcione “desde el minuto cero, ya que hay mucho trabajo avanzado”. Será además la primera iniciativa nacional con una visión global de la 5G y que involucra tanto al ámbito académico como a la empresa. El Principado solo tiene constancia de proyectos piloto existentes en universidades de Málaga, Valencia y Vigo, pero estos están enfocados a solucionar problemas concretos.

Por qué en Viesques

El director general de Innovación defiende que el futuro laboratorio de esta tecnología se ubique en la Escuela de Ingeniería Gijón por dos motivos: en ella se forman ingenieros de telecomunicaciones, además de otras especialidades, y está ubicado cerca del Parque Científico-Tecnológico, donde se asientan muchas de las empresas interesadas en el proyecto. Ahora el objetivo es encontrar un espacio concreto. “La EPI está por la labor de colaborar y su director está tan entusiasmado como yo con la idea, pero no sabemos exactamente qué lugar ocuparemos. No necesitamos un laboratorio demasiado grande, porque los equipos no lo son”, aclara Rafael González.

Además del espacio 5G que creará en el campus universitario de Viesques, el Principado ha solicitado al Ministerio la posibilidad de hacer pruebas no comerciales usando espectro radioeléctrico. “Tenemos mucha ilusión puesta en esta cátedra, que nace con vocación de continuidad, porque puede suponer un empujón importante para las telecomunicaciones de Asturias”, remata el director general.

El mundo en 5G

  • Intervenciones quirúrgicas teleasistidas
  • Desplegar nuevas flotas de coches autónomos. Nuestro vehículo será capaz de detectar y navegar automáticamente sorteando obstáculos
  • Coordinar los trabajos agrícolas a través de sensores instalados en un campo de cultivo
  • Descargar una película en nuestro teléfono inteligente en menos de 3 segundos
  • Las ciudades podrán recopilar información en tiempo real omnipresente sobre el tráfico, el tiempo, la delincuencia y otros parámetros
  • Permitirá conectar dispositivos entre sí con menor gasto de batería

Compartir el artículo

stats