Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otea rechaza una apertura “a medias” de la hostelería: “No sería rentable”

El presidente del sector, José Luis Álvarez Almeida, ve inviable abrir hasta la tarde y pide a los concejos que les eximan de impuestos

Participantes en la protesta de Avilés. | Ricardo Solís

Participantes en la protesta de Avilés. | Ricardo Solís J. M. R. / S. F. / A. I.

La patronal de la hostelería en Asturias, Otea, rechaza la alternativa de una apertura parcial de los bares y restaurantes porque “los negocios tienen que ser rentables y esa rentabilidad, hasta las seis de la tarde es complicada”, según declaró ayer. Las palabras del presidente de la patronal, José Luis Álvarez Almeida, respondían a la propuesta lanzada por el Ayuntamiento de Oviedo para que el Principado permitiese la apertura del comercio y la hostelería, pero solo a medio gas. Ayer mismo, el Principado prorrogó hasta el 3 de diciembre la clausura de bares y restaurantes, pero el planteamiento expresado por el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli (PP), era que los locales de restauración puedan permanecer abiertos hasta las seis de la tarde y el pequeño comercio, hasta las ocho de la tarde.

Canteli llevó esa propuesta a la reunión de la comisión de crisis del coronavirus del pasado lunes: abrir ya tanto el comercio como la hostelería, pese a que los datos epidemiológicos no daban un respiro aún a Asturias. “Los concejos no tienen epidemiólogos, así que lo que se diga desde ese ámbito son meras opiniones”, aseguró un asistente ante la propuesta de Canteli.

El presidente de Otea vino a decir que abrir a medias con horarios muy restringidos al final no permite que salgan las cuentas. No obstante, en declaraciones a la emisora Cope, solicitó a los ayuntamientos que si quieren ayudar a la hostelería suspendan los tributos municipales que sí se siguen girando a los locales. Al tiempo que comienzan a tramitarse las ayudas autonómicas, los hosteleros recrudecieron sus protestas en distintos municipios.

La plataforma “Hostelería con Conciencia” volvió ayer a concentrarse en la plaza Mayor de Gijón para pedir “medidas reales” en apoyo al sector. “Nos sentimos defraudados y engañados”, aseveran desde la plataforma, que enfatizan que “nos parece una tomadura de pelo” las ayudas planteadas por el ejecutivo regional. Además, piden al Ayuntamiento de Gijón “que se baje de su púlpito para atender las necesidades, problemas y plegarias de sus conciudadanos”.

Los hosteleros de Avilés consideran que la ayuda directa de 400 euros que ha aprobado el Ayuntamiento como resarcimiento por el cierre obligado de sus negocios a cuenta de la pandemia “es insuficiente”, señaló Laura Gálvez, que ayer fue la portavoz del colectivo “SOS Hostelería” que representa el malestar del gremio en el concejo. “Queríamos agradecer el apoyo que nos dan los taxistas y los distribuidores”, explicó Pablo Vega, otro de los portavoces. Y es que alrededor de un centenar de vehículos estuvo dando vueltas en torno a la plaza del antiguo mercado de pescado mientras recibía el aplauso de hosteleros, comerciantes y vecinos a los balcones.

En Pola de Siero, los afectados por los cierres volvieron a concentrarse frente al Ayuntamiento para pedir ayudas económicas. A la concentración acudieron casi 300 personas pertenecientes a la hostelería, el comercio o a disciplinas artísticas. Aunque todos piden subvenciones, las posturas varían. El comercio se muestra especialmente crítico con que sus establecimientos estén cerrados, ya que defienden que no son un foco de contagio. Algo parecido sucede en el caso de la cultura. Los hosteleros, sin embargo, apuntan a que, antes de “un cierre encubierto, como venimos sufriendo desde hace meses, preferimos cerrar unas semanas pero que se nos exima de impuestos y se den ayudas”, concluyen representantes del gremio. Es decir: cerrar del todo, o abrir del todo, pero nada de medias tintas.

Compartir el artículo

stats