El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, celebró que el Gobierno del Principado levantase la mano y permitiese la reapertura del pequeño comercio. La situación del comercio minorista ha sido uno de los puntos en los que el regidor ovetense más ha insistido durante las últimas fechas. Canteli, que forma parte del comité de seguimiento de la pandemia, considera que, pese a ser positiva, la medida “llega tarde”. Además, cree que la apertura del pequeño comercio es insuficiente y aboga por ir más allá. El alcalde considera que resulta necesario ir planteando una reapertura progresiva de los sectores hostelero y cultural.

Para el Canteli, la supuesta tardanza en la reapertura del pequeño comercio, que se dilató durante una semana por culpa de un repunte de los contagios, puede traer graves consecuencias en materia de empleo. A su juicio, la destrucción de puestos de trabajo durante este mes de parón obligado, tendrá “una vital incidencia en el devenir de nuestra economía”. Y quisó ponerse al lado de los comerciantes, manifestando que el pequeño comercio, además de haber “sufrido de manera excesiva”, no es “causante de los contagios”.

Durante la reunión de ayer del comité de seguimiento, tras la que Adrián Barbón dio a concer las medidas que se harán efectivas mañana, Canteli insistió en la necesidad de permitir la reapertura de la hostelería. Aunque el regidor es partidario de hacerlo de manera escalonada. Por ello, el alcalde ovetense le solicitó al gobierno del Principado que adoptase los primeros pasos para la vuelta a la normalidad del sector hostelero. La primera fase que plantea el alcalde ovetense consiste en permitir que se puedan volver a ocupar, únicamente, las terrazas. Una medida que iría acompañada de una limitación horaria, que Canteli plantea fijar poniendo el límite en las 18.00 horas.

Además, Canteli quiso hacer hincapié en el mundo de la cultura. El alcalde solicitó al gobierno asturiano que, a la luz del ejemplo de la programación estival de la capital del Principado, se permita la reapertura de los teatros. Aunque matizó que esta se debería realizar con “con un aforo reducido al 50 por ciento”. Para el regidor, el ejemplo para Asturias está en Oviedo, donde se llevó a cabo “un buen número de actividades sin que se produjera un solo contagio”. Eso, para el Alcalde, pone de manifiesto la seguridad de espacios como el “teatro Campoamos o el Auditorio”.