Se mantienen los datos a la baja en Asturias. El Principado confirma 221 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas. Esta tendencia ha permitido la reapertura del pequeño comercio en Asturias, aunque el presidente del Principado, Adrián Barbón, pide cautela porque la situación aún no es la más deseada. “No estamos bien. Nuestra situación sigue siendo crítica, aunque es cierto que estamos mejor que hace una semana”, resumió el presidente regional como preámbulo de su intervención de ayer.

Una de la medidas que se llevará a cabo en los próximos días es el cribado de la población para detectar asintomáticos y frenar posibles brotes. El Sespa activa el llamamiento a la población con edades comprendidas entre 30 y 50 años con código postal 33011 de Oviedo, 33209 de Gijón y 33401 de Avilés para la realización de un cribado.

Te puede interesar:

Cribados en Oviedo, Gijón y Avilés

En la comparecencia de ayer se dio a conocer otra medida estrictamente sanitaria. A los cribados selectivos que se están efectuando en la cuenca del Nalón, se suman otros en determinadas zonas de Gijón, Oviedo y Avilés. En las tres ciudades van a hacerse convocatorias ciudadanas para que adultos –de 30 a 50 años– que cuidan a mayores de 65 años o conviven con ellos se sometan a pruebas PCR. La medida se aplicará en los barrios ovetenses de La Corredoria, Teatinos y Pumarín; los avilesinos de Sabugo y El Quirinal; y los gijoneses de El Llano, Ceares, Roces y Nuevo Roces, parte de Tremañes y Contrueces.