Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con la música en los genes

Escolares asturianos firman su primer artículo científico con un proyecto que combina el aprendizaje genético con la composición musical

Arriba, alumnos del IES Infiesto, interpretando su melodía del genoma.  Sobre estas líneas, estudiantes del IES Aramo. | LNE

Arriba, alumnos del IES Infiesto, interpretando su melodía del genoma. Sobre estas líneas, estudiantes del IES Aramo. | LNE

Traducir el genoma humano en notas musicales. Las cuatro letras con las que se escribe la vida se pueden convertir en partitura. Composiciones tan distintas y variadas como las mutaciones a las que puede dar lugar propio genoma. Escolares asturianos han alumbrado ocho melodías diferentes basadas en las variaciones del

El proyecto, que se realizó durante el pasado curso, consistió en la composición de ocho melodías diferentes que interpretan el genoma humano. Concretamente, el de la leucemia linfática crónica. La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, impulsora del programa, ha plasmado en un artículo la metodología utilizada por el alumnado para combinar el aprendizaje de las bases del código genético a través de la composición musical.

En “Música genética” participaron los Institutos de Educación Secundaria Aramo, Infiesto, Bernaldo de Quirós (Mieres), Isla de la Deva (Piedras Blancas) y Río Trubia, y los colegios La Ería (Oviedo) y Darío Frean Barrreira (Jarrio). Los escolares de los ocho centros participantes se han integrado en el consorcio MARGA (Musicians And Resilient Geneticists of Asturias), nombrado en honor a la científica asturiana Margarita Salas, a quien se dedica el proyecto. Este consorcio es el que aparece como primer firmante del artículo, titulado “Genetic music: when genes code for melodies instead of proteins” (Música genética: cuando los genes codifican melodías en lugar de proteínas).

El equipo de la Consejería de Ciencia decidió recopilar las composiciones realizadas por el alumnado como reconocimiento a su esfuerzo y como gesto para incentivar las vocaciones científicas y las enseñanzas STEAM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, en sus siglas en inglés). Se trata de un modelo de enseñanza que combina las diferentes áreas del conocimiento.

Coincidiendo con la Semana de la Ciencia, el artículo se ha publicado en abierto en la plataforma científica Preprints. Así, los jóvenes se han convertido en autores de su primera publicación científica a una edad inusual, por lo menos en el sistema educativo español, una ópera prima en toda regla. Lo habitual es que las publicaciones científicas, si llegan a hacerse, se publiquen, como pronto, en la etapa universitaria.

Los grupos de estudiantes de Primaria, Secundaria y Bachillerato compusieron e interpretaron obras musicales diferentes utilizando una secuencia genética corta obtenida del citado gen “notch1”, que es receptor de mutaciones que conducen a la leucemia linfocítica crónica. Los estudiantes fueron relacionando cada secuencia de letras con una nota musical concreta y, así, nota a nota, dando lugar a una secuencia para componer melodías únicas.

Estudiantes del IES Aramo

A pesar de que existen iniciativas para asociar información genética o biológica con la música, hasta ahora, ninguna había abordado la generación de música genética como el de este proyecto. Con este enfoque, los estudiantes pueden conocer y desentrañar el código genético profundizando en aspectos de la biología mientras componen música.

“Nuestro principal objetivo fue desarrollar una metodología para conectar genética y música, en la que los genes se transcriben en melodías utilizando el mismo mecanismo que utilizan para codificar proteínas”, explica el consejero de Ciencia, Borja Sánchez. Ahora, el propósito es que este método pueda ser implantado en centros educativos de cualquier lugar del mundo, e incluso exportarlo a otros ámbitos.

La experiencia piloto que dio lugar al artículo firmado por los jóvenes estudiantes se celebró hace un año con un concierto semipresencial en el Instituto Aramo de Oviedo. Dicha iniciativa se grabó en vídeo y está disponible en diversas plataformas web.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats