Si de algo se habla estos días es, sin duda, de las medidas que van a tomar las comunidades autónomas en los próximos días para evitar que las cenas y comidas de navidad se conviertan en focos de contagio del covid. El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ya ha empezado a lanzar propuestas de cuánta gente se podrá reunir en cada casa. Pero de quien todavía no se ha escuchado una posición concreta ha sido de Adrián Barbón. El presidente asturiano esperará al lunes para reunir al equipo coordinador de la lucha contra el covid para anunciar las restricciones que promoverá Asturias pero ya lanza un aviso: Asturias va a seguir en la línea de intentar evitar contagios cueste lo que cueste.

"Es raro el día que no recibo noticias sobre el fallecimiento por coronavirus en Asturias de alguien que conocía: familia, amigos, vecinos, padres y madres de amistades, abuelos... Cuando se critican las normas restrictivas que aplicamos en Asturias que nadie olvide eso. Adoptamos medidas restrictivas, por impopulares que sean, igual que hacen todos los países de Europa y las Comunidades. Medidas que en nuestro caso tienen que ser duras, pues nuestra población es muy vulnerable. Medidas que tomamos para salvar vidas", comentó hoy el Presidente.

Y haciendo hincapié desde su cuenta de Twitter señaló que "cada contagio que evitamos con estas medidas, es una potencial vida que salvamos en Asturias. Por eso esta Navidad tiene que ser diferente. Lo importante no es sentarnos juntos en una mesa. Lo importante es poder seguir sentándonos a una mesa, aunque sea separados. Toda Europa aplica estas medidas y Asturias las aplicará también aunque nos ataquen por ello o se critiquen las mismas. Tenemos que bajar la incidencia de contagios, tenemos que evitar el colapso sanitario y tenemos que pensar en los más de mil fallecidos en Asturias", concluyó.