Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ultimátum hostelero a Barbón: algunos bares amenazan con abrir el día 3 “sí o sí”

La patronal Otea llama a la calma a la espera de una reunión con el Principado para exigir la apertura en diciembre y planificar la desescalada

La céntrica calle San Francisco de Avilés, vacía al estar todos los negocios cerrados. | Mara Villamuza

La céntrica calle San Francisco de Avilés, vacía al estar todos los negocios cerrados. | Mara Villamuza

La hostelería no puede más. Mientras la patronal del sector, Otea, llama a la calma a la espera de una reunión con el Ejecutivo regional esta semana para exigir la apertura en diciembre y planificar la desescalada, hosteleros de toda la región lanzan un ultimátum y advierten de que están

Aseguran los hosteleros asturianos que el mes de diciembre “no es un mes cualquiera”, porque representa para cualquier negocio al menos el 30 por ciento de la facturación anual. Y mientras ven a otros sectores abrir las puertas de sus comercios, ellos continúan cerrados y sin que el Ejecutivo regional aclare qué previsiones tiene.

“Nos llevan a la ruina. El interior de nuestros locales, con límites de aforo, distanciamiento e higienización, es mucho más seguro que ver las calles atestadas de gente y sin control. Somos los ‘paganini’ de todo esto”. La protesta de este hostelero, que exige anonimato, resume el sentir del sector, “harto de pagar por unos contagios de los que la hostelería no es culpable”.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, solo el 3,5 por ciento de los contagios por covid-19 se ha producido en el sector de la hostelería. “Pero a nosotros nos culpabilizaron desde el primer momento y fuimos los primeros a los que cerraron, y seguimos cerrados”, se lamentan los dueños de bares.

La cúpula de la patronal Otea se limitó ayer a hacer un llamamiento a la calma, a la espera de una nueva reunión con el Ejecutivo regional. Sin embargo, distintas fuentes consultadas coincidieron en señalar que esta misma semana se conocerán las ayudas del Gobierno central y que “ya se sabe que va a ser un desastre, porque son claramente insuficientes para cubrir las pérdidas. Miles de familias se van a la ruina”.

El Ejecutivo del Principado ha habilitado ayudas directas al sector, pero “van a tener que poner otros 30 millones en diciembre, y en enero y en febrero... y así todos los meses mientras nos tengan cerrados”, advirtieron fuentes del sector. “Los hosteleros no aguantan más. Sienten que se les ha colocado en el centro de la diana cuando ellos no son los culpables de los contagios, y no están dispuestos a aguantar más”, añaden.

Las protestas en las calles y los encierros que ya están realizando algunos hosteleros en distintas localidades de la región se van a generalizar, avisan.

La imagen de ciudadanos con vasos de cartón consumiendo en las calles también está en el centro del debate. “Nosotros vendemos para consumir en casa, pero los clientes deciden hacerlo en la calle. No es culpa nuestra, y sin embargo se quiere culpabilizar al sector también de esto”, afirma un hostelero ovetense.

El propietario de un bar en el centro de Avilés también resume el sentir general. “La gente no estaría en la calle tomando el café si nosotros pudiéramos abrir, aunque sea con aforo limitado. Todo estaría más ordenado, se cumplirían las distancias de seguridad y se ocuparían espacios higienizados. Lo que faltaba es que encima nos culpen a nosotros también de esto”, afirmó indignado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats