Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Batalla política por abrir los bares en Asturias: ¿cuándo es el momento oportuno?

El Gobierno y la patronal de hostelería explorarán vías intermedias antes que una apertura total esta semana, que Salud desaconseja

Una terraza en Oviedo

Una terraza en Oviedo

La apertura de la hostelería será esta semana el principal quebradero de cabeza del Gobierno regional si no consigue un acuerdo que satisfaga a la patronal y, al tiempo, considere el criterio de Salud, nada proclive a relajar las restricciones esta misma semana.

El jueves día 3 de diciembre expira el plazo para que el Principado revise los decretos que, iniciados el 3 de noviembre y prorrogados el 18 de noviembre, obligaron al cierre de los sectores no esenciales, incluyendo comercio, hostelería y espectáculos culturales. Esta medida se revisó el pasado 24 de noviembre, permitiendo que subieran la persiana los pequeños comercios de proximidad con una superficie inferior a los 300 metros cuadrados.

Con la incidencia de la pandemia aún en niveles altos, el Gobierno regional debe hacer frente a las exigencias del sector de la hostelería, al que parece habérsele agotado la paciencia y que no está dispuesto a permitir otra prórroga que mantenga cerrados bares y restaurantes hasta el día 18 de diciembre. Salud, la parte del Gobierno que exige más rigor en las medidas para la contención del virus, no es proclive a que se vuelva a la “normalidad” (apertura con limitaciones de aforo de todos los sectores) hasta el entorno del 14 de diciembre, cuando la incidencia del covid sea más baja que la actual.

Pero el puente del 6 de diciembre, para el que todas las principales ciudades asturianas prevén tener encendida su iluminación navideña, es un objetivo irrenunciable para la hostelería. La vía intermedia podría pasar por permitir la apertura de terrazas con condiciones de aforo y ocupación por mesa, una opción que estará sobre la mesa como alternativa hasta que se autorice la apertura del interior de los locales.

El argumento empleado por Salud para tratar de retrasar al máximo la apertura es que actuar con demasiada anticipación hará que la tercera ola del coronavirus (prevista por los expertos para finales de enero) llegue anticipada al Principado, ya que Asturias ha iniciado el descenso de la segunda ola con retraso respecto al resto de comunidades autónomas, inmersas ya en una desescalada del comercio y la hostelería.  

Salud advierte

A las 16.00 horas estaba prevista una reunión de los representantes de la patronal de la hostelería, Otea, con el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, y la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán. La patronal demandará que de forma inmediata se proceda a autorizar la apertura de bares y restaurantes antes del puente, pero Salud no es proclive a esa decisión, según anticipó esta mañana en la Junta General el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño.

Cofiño aseguró que una eliminación “brusca” de las medidas restrictivas (cierre de hostelería, de la actividad cultural y cierres perimetrales en la comunidad autónoma y seis concejos), podría hacer llegar “demasiado pronto” la tercera ola de la pandemia. No obstante, el director general de Salud Pública recalcó que el Gobierno regional está trabajando en la adopción de nuevas medidas aperturistas como la que permitió la reapertura del pequeño comercio pese a que "en puridad" no se deberían adoptar mientras Asturias continúe en el nivel de alerta 4 en el que todavía se sitúa.

Cofiño ha comparecido en el parlamento asturiano a petición del PP para exponer los informes en los que el Gobierno se basó para avalar el cierre de las actividades no esencialesEl PP ha denunciado ante el TSJA esas medidas al considerar que no estaban científicamente justificadas

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats