Paso a paso se hace protesta. Los hosteleros de Avilés y Llanes eligieron ayer una singular fórmula reivindicativa: paseos urbanos y rurales para hacer visibles sus demandas. Los miembros de la plataforma “SOS Hostelería Avilés” madrugaron ayer para echarse a la calle y recorrer lugares céntricos de Avilés. Vigilados de cerca por agentes de la Policía Local, los hosteleros cruzaron repetida y lentamente, pero guardando las distancias entre ellos, varios pasos de cebra. Su intención no era otra que ralentizar la marcha del tráfico. El colectivo anuncia que seguirán sus movilizaciones hasta que se atiendan sus demandas.

Los hosteleros llaniscos, a su paso por la localidad de Naves durante su peregrinaje.

En Llanes, más de 50 empresas y unas 60 personas protestaron ayer en un peregrinaje reivindicativo para reclamar la reapertura de sus locales. La ruta, que se convocó a través del boca a boca y las redes sociales, comenzó frente al Ayuntamiento de Llanes y les llevó hasta Nueva. Un recorrido que les hizo pasar por núcleos como Niembru, Bricia, Posada o Naves. Una vez en Nueva de Llanes, cumplieron su objetivo, que era hacerse una foto de familia, explicó el organizador de la marcha, Francisco José Balmori, a la hora de convocarla. Y así, paso a paso, aseguran que seguirán “peleando” hasta conseguir que la hostelería llanisca vuelva a abrir sus puertas.