Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bares seguirán cerrados y se mantienen el toque de queda y el cierre de la región

“No nos tienen respeto, queremos trabajar”, estalla la patronal hostelera Otea, que llama a una gran movilización regional mañana en Oviedo

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Asturias seguirá prohibiendo entrar y salir de la región sin justificación, mantendrá el toque de queda a las 22 horas y sus bares permanecerán completamente cerrados. Son las tres cuestiones seguras de la prórroga de las restricciones que hoy decretará el Gobierno de Adrián Barbón. En el aire, el más

“No estamos a unos niveles tan bajos de incidencia como en otros lados. Y no estamos en condiciones de abrir la hostelería de nuevo”, enfatizó ayer el consejero de Salud, Pablo Fernández. La patronal hostelera Otea, que recibió la noticia del mantenimiento del cierre del sector en una tensa reunión en la que estuvieron presentes el propio Fernández y el vicepresidente regional, Juan Cofiño, se siente agraviada. “No se ha escuchado al sector para nada. Fuimos los primeros en entrar (en el cierre) y ahora somos los últimos en salir. Queremos trabajar. Las ayudas que han sacado son escasas”, lamentó José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea, visiblemente enfadado después de que el Principado no valorase su propuesta para reabrir ya manteniendo normas de control contra el covid. “Es una tomadura de pelo, este Gobierno no respeta a un sector que supone el 12,5% del producto interior bruto de la comunidad”, lamentó.

“No tenemos niveles de incidencia tan bajos como en otros lados; no podemos abrir la hostelería”

Pablo Fernández - Consejero de Salud

decoration

El único ofrecimiento que les hizo el Gobierno de Barbón fue una revisión de la situación para el miércoles 9 de diciembre, justo después del puente festivo de la Inmaculada, una fecha que tenía señalada la hostelería para poder paliar los efectos del cierre de sus negocios. Pero no se les permitirá reabrir, como mínimo, hasta justo después.

El consejero Fernández resaltó esa futura revisión de la situación de bares y restaurantes. “Viendo que la tendencia no es mala, vamos a hacer una excepción con la hostelería, una reevaluación de la situación por si vemos que estuviéramos en condiciones de reabrir la hostelería con medidas restrictivas, abrir al menos terrazas y a ver en qué condiciones los interiores”, afirmó el máximo responsable de Salud.

La hostelería asturiana al límite: "Ya no podemos más, lo estamos hipotecando todo"

Gran manifestación

Pero esa revisión está muy lejos de convencer al sector hostelero, dispuesto a emprender grandes movilizaciones. De hecho, Otea se puso ya ayer manos a la obra citando, a través de mensajes de móvil, a todo el sector en Asturias para confluir mañana, viernes, en Oviedo a las 12.00 horas. “Pediremos de forma urgente permiso a Delegación del Gobierno para la manifestación y esperamos también la comprensión del Ayuntamiento de Oviedo. Pero con permiso o sin él nos vamos a manifestar”, proclamó Álvarez Almeida tras el tenso encuentro con el Principado. “La situación es de cabreo total, y la sensación, de que esto es una tomadura de pelo. Este Gobierno no se está dando cuenta de lo que significa diciembre para nosotros, ni de lo que significa este sector, ni las circunstancias que estamos sufriendo”, agregó.

“No puede ser nuestro sector el que tenga que luchar contra los datos de la pandemia”

José Luis Álvarez Almeida - Presidente de la patronal Otea

decoration

El presidente de Otea no quiso dejar a nadie fuera de la convocatoria de protesta, llamando a la unidad e incluyendo en ella a colectivos que han discrepado de la patronal. “Queremos citar a todo el sector, llamando a todas las asociaciones que han ido surgiendo con la crisis sanitaria y las restricciones, a todas esas plataformas de afectados. Y también a otros sectores afectados: transportistas, distribuidoras, carnicerías, pescaderías... Y, por supuesto, a la patronal empresaria FADE, que dé un paso al frente”, remarcó Álvarez Almeida, que ayer no paraba de repetir el mismo lamento, aunque fuese con distintas palabras: “La sensibilidad del Gobierno con nosotros es cero; deben asumir que nos están destruyendo”.

La prórroga de las restricciones

Es probable que se levante 

  1. Cierre perimetral de concejos. Se podría salir y entrar de Gijón, Oviedo, Avilés, Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio
  2. La clausura de concesionarios y mueblerías. El Principado estudia establecer excepciones para que abran concesionarios y tiendas de muebles

Se mantendrá seguro

  1. Cierres de bares. Al menos hasta el 9 de diciembre los locales de hostelería de la región deberán seguir cerrados
  2. Toque de queda. Los asturianos seguirán sin poder salir de sus casas de 22 a 6 horas salvo que tengan justificación
  3. Cierre de Asturias. No se podrá entrar a la región ni salir de ella salvo causa debidamente justificada y acreditada


El criterio sanitario

Fuentes del Gobierno regional negaron ayer que hubiera división de criterios en el seno del mismo. La decisión se adoptó por unanimidad y sin pegas de ninguna Consejería, aseguran. Inciden en que el Ejecutivo de Barbón siempre ha tenido claro que el criterio sanitario prima sobre todo lo demás, y de ahí el “no ceder ante las presiones”, aunque “entienden el difícil momento” que vive la hostelería. Defienden el mantenimiento del cierre en base a “datos objetivos” esgrimidos por la Consejería de Salud. Entre ellos, marcan una cifra como clave para permitir a los dueños de bares que retomen su actividad: bajar del umbral de 125 casos de covid por cada 100.000 habitantes en la incidencia de los últimos siete días. Así pues, en el momento en el que se consiga esa reducción de contagios –tendencia a la que se encamina el Principado– permitirán una “vuelta muy gradual” de la actividad hostelera. Ayer, ese dato en Asturias se situaba en 148 casos.

Sin embargo, los argumentos sanitarios no satisfacen a la patronal hostelera, que entiende que ya se ha demostrado que los locales de su sector no son los causantes de los crecimientos de la incidencia del virus. “Que el consejero de Salud muestre sus datos me parece perfecto. Pero la consejera de Turismo, Berta Piñán, no ha estado con este sector. Estamos completamente abandonados”, lamentó Almeida. “No puede ser el sector de la hostelería el que tenga que luchar contra los datos de la pandemia. El comercio está abierto, y los supermercados y otros negocios. Los ayuntamientos hacen llamamientos para salir a las calles a ver las luces de Navidad. Y nosotros, con los negocios cerrados, nos tenemos que confinar”, agregó.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats