DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Hay riesgo de contagio por las aglomeraciones en las calles de Asturias? Los expertos advierten: la región se encamina a una tercera ola

Los epidemiólogos piden permanecer en casa el máximo tiempo posible y establecer controles en las vías públicas de grandes ciudades como Oviedo o Gijón

13

Aglomeraciones en Oviedo para ver la iluminación de las calles y hacer compras navideñas

La alerta la lanzó el presidente del Principado Adrián Barbón el pasado sábado y desde entonces en Asturias las grandes aglomeraciones en zonas comerciales como la calle Uría de Oviedo se han convertido en tema habitual de conversación. Cientos de personas dedicaron el fin de semana a hacer compras y a pasear por las calles más céntricas de las grandes ciudades asturianas. La gran pregunta ahora, después de que hoy además los bares volvieran a leventar la persiana, es si esos paseos pueden suponer un riesgo de contagio. Los expertos lo tienen claro: las aglomeraciones provocan la dispersión del virus. Nos estamos poniendo en riesgo. “Asturias, por desgracia y de seguir así las cosas va a vivir una tercera ola del virus”, sentencia Daniel López Acuña, uno de los epidemiólogos de la Organización Mundial de la Salud.

Si bien es cierto que el virus es aún desconocido (el propio Adrián Barbón defendía hoy que cada día sabemos cosas nuevas del coronavirus), muchos están convencidos, critican los expertos, de que al aire libre no es pueden contagiar. Y eso no es verdad. “Las aglomeraciones que estamos viendo estos días son peligrosas y suponen un gran riesgo porque aunque la gente vaya con mascarilla no se están respetando las distancias de seguridad”, afirma López Acuña haciendo hincapié en que, además, “toda esa gente que está en las aglomeraciones luego se apelotona en los comercios”. “No es lo mismo estar solo en un parque o corriendo en un bosque que al aire libre en una calle comercial, no se puede comparar”, sentencia.

Entonces ¿cuál es la solución? Parece claro: “salir de casa lo menos posible y sólo para actividades esenciales”, resume el epidemiólogo. En este sentido López Acuña pone de ejemplo Alemania, que ha tomado la determinación de imponer un nuevo confinamiento hasta después de Navidad. “Hay que mandar un mensaje claro como han hecho ellos, quedarse en casa es la única solución”. Hay comunidades, eso sí, que han intentando controlar las aglomeraciones y eso en Asturias también se podría hacer, hay patrullas de policías tratando de controlar la gente en las calles en muchos lugares del mundo”, afirma López Acuña. De la misma opinión es María Fernández Prada, médico preventivista del Hospital Vital Álvarez Buylla de Mieres. “Las aglomeraciones son un riesgo dado que se reduce la distancia interpersonal y aumenta el tiempo de exposición a menos de dos metros en las personas. En cuanto a las compras en tiendas y grandes superficies debemos seguir insistiendo en la higiene de manos frecuente dado que superficies como puertas, ascensores, barandillas, aseos etc pueden estar contaminados con las secreciones respiratorias de personas infectadas”, asegura la facultativa.

"En tiendas y grandes superficies debemos insistir en la higiene de manos dado que superficies como puertas, ascensores o barandillas pueden estar contaminados con las secreciones respiratorias de personas infectadas", insiste María Fernández Prada

decoration

El matemático José Luis Fernández firmaba el pasado domingo un artículo en LA NUEVA ESPAÑA en el que comentaba sus previsiones para la tercera ola del virus. La daba por hecha pero aseguraba que esta nueva oleada “va a estar atenuada” y no va a golpear tan fuerte a los hospitales. De todas formas no hay solución posible hasta que llegue la vacuna. Los contagios en Asturias no dejan de bajar. Hoy se han notificado 142 nuevos casos. Lo que parece que desciende, a juzgar por la gráfica, es el número de ingresados. 

En este sentido la Consejería de Salud confirmó hoy 142 nuevos casos de covid-19 diagnosticados ayer, jornada en la que se produjeron 20 ingresos de personas con coronavirus en planta y ninguno en UCI. Además, se registraron 6 altas. Un ligero repunte respecto a la jornada de ayer, donde la cifra bajó del centenar de positivos. Actualmente, en el Principado hay 483 pacientes hospitalizados con confirmación o sospecha de covid-19 y otros 110 permanecen en unidades de cuidados intensivos. Por otra parte, ayer se produjeron 4 fallecimientos: tres mujeres de 77, 86 y 93 años, y un hombre de 83. Dos de estas personas tenían su domicilio en un centro residencial de mayores.

Compartir el artículo

stats