El candidato a rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, ha hecho público hoy su apoyo a los jóvenes investigadores asturianos que, en algunos casos, llevan hasta 21 meses esperando para cobrar el salario mínimo interprofesional. Villaverde considera que son, “víctimas de una incomprensible, desafortunada y errónea gestión” y se comprometió a buscar una solución a impagos que acumulan hasta 7.000 euros: “Solucionar su situación no solo es de justicia, sino un acto debido como es el cumplimiento del Estatuto de Personal Investigador Predoctoral en Formación (EPIPF), en vigor desde marzo de 2019”, manifestó.

El catedrático de Derecho Constitucional considera que la situación para un colectivo de más doscientos jóvenes investigadores es grave: “La investigación y la Universidad en Asturias necesitan jóvenes talentos que aseguren su indispensable relevo generacional para dar continuidad a la labor de los grupos y centros de investigación”, dijo, y añadió que “la pandemia ha puesto de manifiesto lo capital que es para una sociedad el conocimiento”.

“Si no alentamos y cuidamos a quienes investigan, producen conocimiento y trabajan para la sociedad, todo lo demás serán palabras y promesas vacías”, añadió el candidato a Rector en unas elecciones que aún no tienen fecha debido a la pandemia. Por último, Villaverde señaló que la gestión actual de la Universidad está dejando de manifiesto muchas carencias, pero “la primera y más urgente, muestra de respeto y compromiso con la investigación, es pagar a los jóvenes investigadores lo que se les debe y se han ganado con su esfuerzo y trabajo”. A juicio de Villaverde “este debe ser el principio de un cambio profundo en la Universidad y la gestión de la investigación en el que ellos deben ser protagonistas”. 

Los jóvenes investigadores de la Universidad afectados por estos impagos protagonizaron una concentración ayer ante la Junta General, donde el consejero de Ciencia, Borja Sánchez, admitió que "este problema ya tenía que estar solucionado" pues el Gobierno regional consignó ese dinero en el Presupuesto de 2020. Los reparos de la Intervención de la Universidad han impedido hasta ahora el abono de dichas cantidades. El comité de empresa de la Universidad apremió ayer tanto al equipo rectoral de la Universidad como al Gobierno autonómico a agilizar los pagos y evitar así que el conflicto acabe en un juicio el próximo 14 de enero. "El Rector y el Gobierno regional nos dan la razón pero lo que no nos dan es el dinero", se quejaba ayer uno de los investigadores afectados ante las puertas del parlamento asturiano.