El Consejo de Gobierno del Principado ha autorizado en su reunión de esta mañana la presentación de un recurso contencioso administrativo para reclamar las cantidades pendientes de la liquidación del IVA correspondiente al ejercicio 2017. El Ejecutivo demanda el reintegro de 86,05 millones de euros, una deuda que se originó por el cambio en los plazos de liquidación de este impuesto introducido durante el Gobierno de Mariano Rajoy. El Principado ha presentado el preceptivo requerimiento previo ante el Ministerio de Hacienda, que no ha aceptado la solicitud. Ante esa respuesta del Gobierno de España, la Administración autonómica ha trabajado en las últimas semanas en la elaboración del recurso que ahora se autoriza.

El problema se deriva de una decisión unilateral adoptada por el Gobierno del PP que provocó una reducción de la liquidación del ejercicio 2017, al contemplar sólo 11 meses de IVA en lugar de los 12 que le corresponderían al Principado, que tiene cedido el cincuenta por ciento de la recaudación de este impuesto. El Consejo de Gobierno autorizó a la Consejería de Hacienda en septiembre a iniciar los trámites jurídicos para la reclamación de los fondos pendientes. La formulación de la reclamación previa supuso un primer paso en este sentido y ahora se avanza con la presentación del recurso contencioso.