Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, quinta región que menos fondos europeos anticovid recibirá: 196 millones

Las comunidades del Noroeste, perjudicadas en el reparto por habitante, en el que salen beneficiadas las del Mediterráneo, salvo Murcia, y Canarias

Bandera de la Unión Europea.

Bandera de la Unión Europea. EFE

Asturias recibirá 196 millones de euros del fondo REACT-EU (Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa), una iniciativa ideada para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia de covid-19, que tiene como objetivo preparar una recuperación ecológica, digital y resiliente de la economía. La cantidad asignada a Asturias supone casi el 2 por ciento de los 10.000 millones que recibirá España, lo que está en sintonía con su peso económico (1,9 por ciento) y demográfico (2,2 por ciento). Las comunidades más beneficiadas en números absolutos son Andalucía (1.881 millones), Cataluña (1.706), Madrid y Comunidad Valenciana (1.254), mientras que en ayuda según la población encabezan el ranking Canarias (286,3 euros por habitante), Baleares (250), la Comunidad Valenciana (249,4) y Castilla-La Mancha (243).

Asturias es la quinta región que menos dinero recibirá. Solo ingresarán menos Extremadura (187 millones), Navarra (148), Cantabria (96) y La Rioja (65), además de las dos ciudades autónomas, Ceuta (24) y Melilla (17). En cuanto al reparto según la población, Asturias, con 192,4 euros por habitante, se sitúa en el decimotercer puesto, por debajo de la media española (211,3), y por encima de seis comunidades: Madrid (190,3), Extremadura (187), Murcia (172), Cantabria (164,9), Galicia (163,3) y Castilla y León (139,6).

Así, las regiones del Noroeste se ven claramente perjudicadas en el reparto, sobremanera si se compara con el dinero por habitante destinado a las comunidades del Mediterráneo, todas ellas, salvo Murcia, con asignaciones por encima de la media española. La insularidad ha tenido un peso determinante en el reparto y ha provocado que Canarias, con 286,3 euros por habitante y Baleares (285,7) encabecen el ranking con amplia ventaja sobre las demás regiones. Los recursos procedentes del REACT-EU deben destinarse a financiar el impacto sufrido en los ámbitos de la educación, la sanidad y los servicios sociales como consecuencia de la pandemia. Asimismo, deben impulsar un cambio en el modelo productivo para lograr un crecimiento sostenible e inclusivo, así como fomentar la transición ecológica y digital, la cohesión social y territorial y la igualdad.

Los fondos se distribuirán a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE), dentro de los programas operativos del Estado y de las comunidades autónomas ya existentes. Se repartirán 8.000 millones de euros en 2021 y 2.000 millones en 2022, lo que significa que a Asturias le corresponderán unos 160 millones el año que viene y 36 al siguiente. Otros 2.436 millones serán gestionados directamente por el Ministerio de Sanidad en 2021 para la adquisición de vacunas.

El reparto del fondo REACT-UE por comunidades

Los criterios elegidos para el reparto han sido el impacto de la pandemia en el PIB, en el desempleo, en especial el que afecta a menores de 24 años. Las comunidades “ultraperiféricas”, Canarias y Baleares han recibido una inyección económica adicional: en ellas tiene mucho peso el turismo, sector muy golpeado. Las comunidades solo podrán solicitar el dinero cuando la Comisión Europea dé luz verde al programa de ayudas Next Generation y se certifiquen los gastos. No obstante, para facilitar liquidez financiera y la ejecución del REACT-EU, el Gobierno español ha establecido una vía de financiación extraordinaria a las regiones que lo requieran, a través de préstamos.

Los 196 millones asignados a Asturias son el segundo reparto de ayudas europeas, pues en el primero, a través de los Presupuestos Generales del Estado, ya se le habían asignado 152 millones de fondos de recuperación, pero el reparto fue estimativo y se limitó a una bolsa de 4.253 millones, quedando pendientes de “regionalizar” entonces el resto de los fondos (14.540 millones).

Esos 152 millones de fondos de recuperación asignados a Asturias equivalen al 3,57% de la cantidad total distribuida territorialmente, un porcentaje que supera ampliamente el peso económico (1,9%) y demográfico (2,2%) que la región tiene en España. En recursos por habitante, el cociente asturiano (149,2 euros) fue el más elevado de las 17 autonomías y superó significativamente la media española (89,6 euros).

El Ministerio de Hacienda no precisó los criterios de aquella asignación preliminar de dinero europeo, aunque todo indica que la ventaja inicial de Asturias estuvo relacionada con el Fondo de Transición Justa, en parte integrado en el plan de recuperación promovido por Bruselas y que se destina específicamente a los territorios afectados por los cierres de minas y térmicas (descarbonización). Ello explicaría que, al igual que Asturias, Castilla y León (122,4 euros por habitante) y Aragón (103,8 euros) tengan ratios elevadas, aunque choca con el tratamiento de Galicia, con un desembolso por habitante mucho más moderado (92,2 euros) pese al cierre de dos centrales carboneras (Meriama y As Pontes).

Compartir el artículo

stats